La ciudad de Segovia ha vuelto a demostrar su pasión por el ciclismo en la Carrera del Pavo que año tras año se celebra el día de Navidad en la capital castellana. Una multitud de segovianos ha apoyado en las calles más céntricas la plena vigencia de una prueba que es más que una simple demostración de cualidades atléticas. La cita, que cumple su 77 edición mantiene inalterable la peculiaridad de la utilización de bicicletas sin cadena. Los corredores son los que en un principio aprovechando la inercia y después utilizando su propio cuerpo como impulsor, mueven su bicicleta intentando llegar a la meta.

Los 71 participantes encuadrados en una categoría única han salido por turno de la Plaza de Díaz Sanz, pasando por la calle Teodosio El Grande, la Plaza del Azoguejo a los pies del acueducto, la calle Cervantes, la Casa de los Picos, la calle Obispo Gandásegui, Conde Gazzola di Loretto para llegar a la meta en la Plaza del Seminario.

Después de una primera fase en la que todos los participantes han tenido su oportunidad de avanzar individualmente tan lejos como su capacidad les ha permitido, se ha disputado la final en la que han participado en formato carrera los 4 únicos esforzados de la ruta que habían conseguido completar el recorrido. Julio Martín Gómez; Daniel Torres Arribas y Miguel Martín Martín han completado un pódium en el que los premios son también peculiares: Un pavo, cava y trofeo para el primero; un pato, cava y medalla para el segundo y un gallo, cava y medalla para el tercero.

En un evento como la Carrera del Pavo también es habitual la presencia del ex ciclista Pedro Delgado que aglutinó en torno a su persona las muestras de cariño de sus paisanos. Delgado aseguró al finalizar la prueba que siempre es “Un placer participar en eventos como éste en el que la bicicleta que es lo mío es la protagonista; hemos tenido una Nochebuena excelente y la Carrera del Pavo es toda una tradición que hemos conseguido mantener con el acueducto de testigo y es para estar contentos” Tampoco quiso Delgado dejar pasar la oportunidad de seguir en su lucha por reivindicar la mejora de la seguridad vial y el respeto por los ciclistas en carretera “Hay un poco más de conciencia en torno a la seguridad vial, lo que ocurre es que tiene que ocurrir un accidente grave para que reaccionemos. La buena noticia es que cada vez hay más gente montando en bicicleta y se va notando poco a poco la necesaria concienciación”.