El Auditorio ‘Ciudad de León’ abre sus puertas a la compañía Nao D’amores, que representará ‘El misterio del Cristo de los Gascones’, una producción dirigida por Ana Zamora que bucea en el origen del teatro en nuestro país. Nao D’amores nace en el año 2001 de la mano de la directora Ana Zamora y un colectivo de profesionales procedentes del teatro clásico.

Desde entonces su labor se ha centrado en la investigación y el desarrollo de obras del teatro medieval y renacentista, con el objetivo de indagar y recuperar aquellas primeras obras, autos y misterios que suponen el germen del teatro español y que con el paso de los siglos han quedado fuera de los escenarios.

Sin embargo, el trabajo de Nao D’amores no busca una recuperación arqueológica de esas primeras muestras de teatro, sino que reclaman el valor artístico, lúdico y cultural que las obras poseen de por sí. Para ello recurren a técnicas escénicas que, desde el punto de vista del teatro contemporáneo, suponen una vuelta al teatro más primitivo, en el que el texto y la historia que cuentan se apoyan principalmente en el uso de títeres y en la música que acompaña.

En esta ocasión llegan a León con ‘El misterio del Cristo de los Gascones’, una adaptación que parte de la antigua representación de la Pasión de Cristo que se hacía en la iglesia de San Justo de Segovia. La obra hereda su título del protagonista de aquellas representaciones del Medievo y el Renacimiento, una talla articulada de madera, el ‘Cristo de los Gascones’ que, normalmente colgado del presbiterio, se bajaba para ilustrar los pasajes bíblicos a los fieles.

Estas representaciones, a medio camino entre el teatro y la liturgia religiosa que recibían el nombre de ‘misterios’, nacieron entonces con una función más didáctica que moralista, más habitual en los autos sacramentales. Varios siglos después, Nao D’amores indaga en cancioneros y textos históricos y recupera esta joya del teatro primitivo, no para ilustrar la Biblia, sino los orígenes del propio teatro.