Cáritas Segovia presentó hoy el primer economato social de Castilla y León, una iniciativa que consistirá en la venta de productos de primera necesidad a personas con falta de recursos y con un 25 por ciento de descuento respecto a su precio original. Así lo explicó a Ical, Rosario Díez, presidenta de Cáritas Diocesana de la capital del Acueducto, en la propia sede el economato ‘Virgen de la Fuencisla’, situado en la primera planta del número 117 de la calle José Zorrilla.

Díez, que estuvo acompañada del Obispo de Segovia, Ángel Rubio; y del delegado de Cáritas Segovia, Julio Alonso; además del Vicario General, Andrés de la Calle; y el Vicario Pastoral, Raúl Anaya; señaló que la iniciativa pionera en la Comunidad pretende “no volver al asistencialismo tradicional” y ayudar a que las personas se valgan por sí mismas. “Se trata de dignificar a las personas, que aprovechen las cosas y las valoren”, aseveró.

Por su parte, el Obispo alertó sobre los efectos de la crisis en los más desfavorecidos y solicitó la ayuda mutua, “en la cercanía al otro, en la escucha y el apoyo”. En este sentido, explicó que la red de acogidas parroquiales de Cáritas distribuidas por toda la provincia ofrecerá orientación y ayuda económica a personas en riesgo de exclusión social o de padecerla, para lo que contarán con el apoyo técnico de trabajadores sociales para el seguimiento de los casos.

Según añadieron, las solicitudes de acceso al economato social, se estudiarán individualmente a través de un seguimiento que, de ser aprobado, permitirá a la persona o familia acceder al economato por un importe y duración determinados. Asimismo, el recurso será temporal y revisable cada tres meses.

Los artículos serán adquiridos a mayoristas, a través de campañas de recogida, donativos de tiendas y particulares, y puestos a la venta sin cargo adicional de ninguna clase. El sistema de compras será mediante el sistema de autoservicio habitual de los supermercados, y el acceso al mismo se realizará mediante un “carnet acreditativo o de compra”, de uso personal e intransferible expedido por Cáritas y acompañado del DNI del usuario. Ambos documentos serán presentados en la entrada, donde se regulará la admisión a las instalaciones. Además, el economato será gestionado por voluntarios y personas que quieran colaborar con el proyecto, un técnico de Cáritas Diocesana y un técnico administrativo.

Los artículos serán adquiridos a mayoristas, a través de campañas de recogida, donativos de tiendas y particulares, y puestos a la venta sin cargo adicional de ninguna clase. El sistema de compras será mediante el sistema de autoservicio habitual de los supermercados, y el acceso al mismo se realizará mediante un “carnet acreditativo o de compra”, de uso personal e intransferible expedido por Cáritas y acompañado del DNI del usuario. Ambos documentos serán presentados en la entrada, donde se regulará la admisión a las instalaciones. Además, el economato será gestionado por voluntarios y personas que quieran colaborar con el proyecto, un técnico de Cáritas Diocesana y un técnico administrativo.

Para finalizar, la representante de Cáritas Segovia, señaló que la iniciativa “es una oportunidad para redoblar esfuerzos, crear alianzas, impulsar la responsabilidad social y colectiva en la lucha contra la pobreza, por la inclusión social y por el crecimiento de recursos destinados a la mejora de las condiciones de vida de las personas en peor situación”.