La Banda Sinfónica Tierra de Segovia dispondrá al menos durante los dos próximos años de una sala recién habilitada en La Cárcel_Segovia Centro de Creación para poder desarrollar su labor de investigación y formación musical en la capital segoviana. Recogido en un convenio de colaboración firmado hoy entre el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes y el director de la joven orquesta, José María Portela, el acuerdo contempla además una subvención de 20.000 euros, 10.000 cada año, para que la formación musical afronte gastos propios de una actividad que nace desde el “respeto, solidaridad, compromiso, implicación y disciplina” como remarcó Portela.

Entre aplausos acogieron los componentes de la banda la firma del acuerdo que supone además la celebración de un concierto de Navidad, tres actuaciones en las Ferias y Fiestas de San Juan y San Pedro, además de su participación en la Noche de la Luna Llena, celebración que recoge el testigo de la Candidatura a la Capitalidad Europea de la Cultura ‘Segovia 2016’. Esta es, según su director, la dimensión externa de la Banda Sinfónica que enriquecerá la cultura de los segovianos y segovianas y cuya muestra pudo escucharse dentro de los muros de la prisión durante el acto de presentación del espacio.

Con el objetivo de “acercar la música sinfónica a todos los sectores de la sociedad segoviana”, la formación compuesta al total por 70 músicos, ofrecerá además actuaciones en distintos espacios de la capital sesgada en pequeñas agrupaciones de cámara como cuartetos y quintetos que pasará por centros de trabajo, fábricas, asociaciones vecinales, centros comerciales, colegios y universidad. “Un proyecto de vanguardia e innovador con una concepción social de la música”, como señaló la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, Clara Luquero.

Recordando formaciones desparecidas o en peligro de extinguirse debido a la crisis económica como la Joven Orquesta de Castilla y León o la Orquesta-Escuela Sinfónica de Madrid, el director de la banda, José María Portela, aplaudió la iniciativa del consistorio segoviano que facilitará que los músicos segovianos puedan acceder a una “formación joven pero de un nivel de trabajo profesional”.

Esta es la dimensión interna a la que Portela se refirió para explicar la puesta en marcha de talleres y cursos con los que los componentes de la formación podrán compartir conocimientos y experiencias pero también sus carencias para crecer profesionalmente. Esta es la “inquietud generalizada” con el que nacía el proyecto de la Banda Sinfónica ‘Tierra de Segovia’ en enero de 2012, como recordó su actual director, que desde su nuevo emplazamiento trabajará por “alimentar desde la base a una población para que tenga verdadero contacto con la música”.