“Mujeres. I Encuentro con Mujeres que transforman el mundo” que la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Segovia, en colaboración con el Instituto de la Mujer, programó, gracias al patrocinio de la Obra Social de Caja Segovia, desde el 25 de marzo inaugurando las salas Ex.Presa 1 y 2 de La Cárcel, terminó el domingo 3 de abril con gran éxito de público y de crítica dados no solo los resultados, sino el número de espectadores, 4.640, que pasó por el recién estrenado espacio.

Once días y 23 eventos programados gracias a los cuales los segovianos se han reencontrado con un espacio de doloroso recuerdo y de cuya transformación han querido participar, convirtiendo un lugar de represión en un lugar de libertad y tolerancia que ya forma parte del tejido cultural de la ciudad.

Además de la gran repercusión mediática, tanto local como regional y nacional, las siete charlas (más una dramatizada) obtuvieron una ocupación del 90%: un cien por cien, lleno total, en las sendas charlas que ofrecieron Vicky Subirana y Mayte Pascual y Marifé Santiago y Amelia Valcárcel, respectivamente, inaugurando el teatro el 25 de marzo, y las correspondientes a Ginny Shrivastava y Alicia Gómez Montano y Nawal El Saadawi y Georgina Higueras, el domingo 26.

Respecto al Ciclo de Cine La Mujer Creadora, que en su octava edición se ha enmarcado dentro de este I Encuentro con Mujeres que transforman el mundo, las sesiones de la tarde tuvieron como resultado un cien por cien de asistencia, mientras que las de la noche, un 80%.

Más de 2.000 personas visitaron, asimismo, la exposición de laberintos de Helena Aikin en la sala polivalente Ex.Presa2, con una media de asistencia de aproximadamente 200 personas diarias.

La única nota disonante se debió a motivos meteorológicos: el grupo checo Rodinka, que actuaba en la Plaza Mayor el domingo 27 de marzo, tuvo que suspender una parte de su actuación a consecuencia de la intensa lluvia.

Público de Segovia y de otras provincias, como Valladolid, Burgos y Madrid, entre otras, han asistido a estas jornadas con las que se pretendía no solo dar a conocer un nuevo espacio cultural, sino inaugurarlo con un verdadero foro de discernimiento, exposición de ideas y proyectos, opinión y debate de y con mujeres que en la actualidad están transformando el mundo.