El Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Delegación de la Junta de Castilla y León en Segovia pide a los ciudadanos que extremen las precauciones para evitar incendios por el riesgo que supone la concentración, tanto en zonas urbanas como rurales, de ‘pelusa’ de chopo altamente inflamable. Los fuegos que se han declarado en la capital y provincia en los últimos dos días se han originado por la combustión de esta ‘pelusa’ blanca que chopos y álamos liberan masivamente cada primavera. La ‘pelusa’ de chopo arde con extrema facilidad lo que favorece el inicio y rápida propagación del fuego

Por eso, mientras se mantenga esta situación, se aconseja la máxima prudencia en cualquier actividad al aire libre, no encender fuegos, prestar atención a los cigarrillos encendidos, basuras y elementos de vidrio que hacen efecto lupa con el sol. También se alerta a las empresas e instituciones, que realizan trabajos en exteriores con maquinaria o elementos que puedan generar chispas, que adopten las necesarias medidas de seguridad.

Recordar a la población que en caso de incendio, la recomendación es dirigirse siempre a zonas lo más despejadas de vegetación que sea posible y de gran visibilidad, y ante cualquier situación de emergencia contactar de inmediato con el teléfono 112.