Los datos de convivencia del curso 2011-2012, dados a conocer el pasado martes, 5 de febrero, en el XII Pleno del Observatorio para la Convivencia Escolar de Castilla y León, ofrecen conclusiones positivas: aumentan las actuaciones que los centros llevan a cabo para mejorar la convivencia y prevenir los conflictos y, paralelamente, se incrementa también el número de centros que no refleja ningún tipo de incidencia, así como disminuye el alumnado reincidente y multirreincidente. En el caso de Segovia, el desarrollo de actividades en centros educativos segovianos ha sido de 448 actividades, número mayor al registrado durante el mismo periodo de 2009 a 2010, cuando se registró un número de actividades inferior, 415.

Los datos referentes al número de alumnos implicados en incidencias en Segovia son también positivos. Durante el curso 2011-2012 el número de centros de la provincia que reseñan incidencias de convivencia es de 51, dos menos que en el curso 2009-2010. El número de expedientes abiertos al alumnado es de 89, mientras durante el curso 2009-2010 fue de 149. Además, el número de centros segovianos que no abren ningún expediente aumenta hasta el 74%, cifra que supera positivamente al 68% del curso 2009-2010.

Las incidencias relacionadas con el desarrollo de las tareas académicas (disrupción escolar) siguen siendo las de mayor prevalencia, con un total de 1.985 casos durante el curso 2011-2012. Además, los centros segovianos también han detectado un número menor de casos de acoso e intimidación, el denominado bullying, (en el curso 2009-2010 fueron 13; en el 2011-2012, son 8). El mejor dato es que ninguno de estos casos ha precisado la comunicación e intervención de la inspección educativa, cuando durante el curso 2009-2010 fueron 4 los casos de acoso que fueron reportados.

Las conclusiones generales del informe inciden en que la situación de la convivencia escolar en la comunidad de Castilla y León es correcta. Los centros educativos han incrementado de forma significativa el control de las incidencias relacionadas con la convivencia, además, los colegios e institutos que comunican incidencias han experimentado un descenso.