Médicos sin fronteras cumple 40 años y lo celebra en la Casa Joven con la exposición “40 años de Acción Humanitaria Independiente”. Se trata de 30 fotografías y textos que narran las acciones de la asociación médico-humanitaria, Médicos sin Fronteras y de su trayectoria a través de los principales contextos en los que ha intervenido en las últimas décadas. Desde Médicos sin fronteras se ha prestado asistencia a poblaciones en situación precaria y víctimas de conflictos armados, desplazamientos forzados, enfermedades endémicas y epidémicas, catástrofes naturales, violencia social y exclusión de la atención sanitaria en los cinco continentes.

Las fotografías muestran los conflictos de Afganistán, Libano, Territorios Palestinos, Irak, Colombia, Bosnia, Chechenia, Somalia, Darfur o República Democrática del Congo, entre otros, asi como al genocidio de Ruanda, las hambrunas de Etiopiia y Angola, el terremoto y posterior epidemia de cólera de Haiti, el huracán Mitch en Centroamérica, el tsunami del sureste asiático, y a crisis relacionadas con pandemias, brotes epidémicos y enfermedades olvidadas como el VIH/sida, la fiebre hemorrágica Marburg, la meningitis o el mal de Chagas.

Sebastião Salgado, Juan Carlos Tomasi, Bruno Stevens, Bruno Barbey, Olivier Jobard, Roger Job, Eric Bouvet y John Stanmeyer, o agencias como Gamma, Magnum, Cosmos, Moment, Sipa Press y VII son algunos de los fotografos que contribuyeron con su trabajo a luchar contra el olvido político y mediático que lleva décadas cobrándose un alto precio en vidas humanas y sufrimiento en todo el mundo.

La labor de Médicos sin fronteras comenzó en octubre de 1971 de la mano de un pequeño grupo de médicos y periodistas unos porque el mandato de la organización en la que trabajaban les impedía prestar testimonio sobre el genocidio de los ibo en Biafra (Nigeria, 1968) y otros por la ineficacia con que se atendió a las victimas de las inundaciones de 1970 en Pakistán Oriental (actual Bangladesh). A través de esta asociación se pretende defender una acción médica independiente de intereses politicos o económicos que acuden donde existe una emergencia para prestar principalmente asistencia y también testimonio de lo que ocurre en el mundo. Esta asociación fue premio Nobel de la Paz en 1999 y es una de las principales organizaciones humanitarias independientes del mundo. Cuenta con 19 secciones, cerca de 22.000 profesionales sobre el terreno y 3.800.000 de colaboradores en los cinco continentes. Pero su misión sigue siendo la misma que hace 40 años: dar asistencia a poblaciones en situaciones de crisis, sin discriminación por raza, religión o ideología politica. Y,lamentablemente, las crisis a las que responde en la actualidad recuerdan mucho a las primeras emergencias en las que la organización intervino hace 40 años.

“40 años de acción humanitaria independiente” se podrá visitar entre el 7 y el 17 de noviembre en la Casa Joven completando, así la programación expositiva de “Otoño Segovia Joven” de la Concejalía de Educación y Juventud.