La Junta Rectora del Santuario de la Fuencisla, patrona de Segovia, reforzará las medidas de seguridad para evitar que se cometan nuevos robos, como el producido el pasado viernes. El suceso, que ha conmocionado a toda la ciudad, centró gran parte de los sermones celebrados en las homilías este domingo, donde los sacerdotes y los fieles condenaron el suceso, por el valor simbólico que tiene para la gran mayoría de segovianos la talla, informa Ical.

Fuentes del Santuario señalaron que una de las medidas adoptadas para mejorar la seguridad será el retraso en la apertura de la puerta principal, que se habilitaba de forma automática diariamente minutos antes de las 8 horas de la mañana. Esto garantizará que a las 9 horas de la mañana «haya más gente en la alameda y en las inmediaciones del Santuario», según explicó la conservadora e integrante de la Junta Rectora Carmen Hernández San Frutos.

Mientras, continúan las investigaciones para tratar de esclarecer el suceso ocurrido el viernes por la mañana cuando algún desconocido despojó de sus coronas a la imagen de la Patrona de Segovia, a la que también le fue amputada violentamente la mano izquierda del Niño Jesús que porta en sus brazos la Virgen.

Los investigadores mantienen abiertas todas las hipótesis posibles, así como la posibilidad de que el robo haya sido cometido por un grupo entre dos y tres personas que aprovecharon la apertura automática del templo a las 7.45 horas para acceder al templo, ya que en ese momento también se desconecta el sistema de alarma.