Estos días, con el objetivo de mejorar su intervención en los casos de accidente de tráfico, los bomberos segovianos han participado en prácticas de descarcelación de heridos atrapados en los vehículos implicados en un accidente. Para ello, se utilizan los vehículos depositados en la Campa de Vehículos Abandonados situada en el Vial Interpolígonos.

Tras recibir la petición de auxilio, la central de comunicaciones recaba toda la información posible para realizar la intervención de la manera mas eficaz, desde la localización exacta del accidente (el punto kilométrico o la población más cercana) a los datos de los solicitantes de la ayuda necesarios para constatar la veracidad de la petición, el número de vehículos implicados, las víctimas y las personas afectadas.

Inmediatamente se activa el Protocolo de Actuación según el tipo de accidente, se lleva a cabo el control de la escena, visualizando y evaluando el accidente antes de intervenir, y se describe el siniestro a la central de telecomunicaciones indicando el nivel de riesgo.

A continuación comienza la intervención propiamente dicha y el recate de las víctimas. En primer lugar, se estabiliza el vehículo siniestrado para eliminar movimientos que puedan afectar a las personas accidentadas, después de lleva a cabo el abordaje creando el espacio necesario para acceder a los accidentados y poder realizar una primera valoración de su estado físico, posición de atrapamiento y una primera asistencia médica, a continuación se corta la batería y la protección de airbag del vehículo, se estabiliza a las víctimas (fundamentalmente en ausencia de personal sanitario), se inmoviliza a los accidentados y se procede a la descarcelación realizándose las maniobras necesarias para liberar a los atrapados creando un espacio para sacarlos de entre los hierros. Por último, en una acción coordinada entre bomberos y personal sanitario se procede a la extracción de las víctimas del interior del vehículo.

La precisión en los movimientos y el trabajo coordinado en equipo son los objetivos que persiguen estas prácticas en las que participa un equipo 5 bomberos y un camión VDS dotado con todo el material de intervención necesario. Se trata de recrear, al máximo, lo que sería una intervención real.

La concejala de Medio Ambiente y Protección Civil, Palomo Maroto, ha asistido a una de estas sesiones de trabajo que mantienen a los Bomberos de Segovia preparados para cualquier intervención.