Uno de los aspectos más relevantes del sondeo de consumidores segovianos es que un 66% se muestra de acuerdo, total o parcialmente, con que se permita fumar en discotecas y lugares de ocio. Sin embargo, el 55% de los encuestados afirma que no debe permitirse fumar en restaurantes. El estudio presentado por la profesora Nélida Cano, con preguntas dirigidas a 350 personas de la capital y provincia, desprende que el 62% de los segovianos no fuma y un 30% se ha declarado fumador habitual, siendo un 9% ocasional. Juan Antonio Folgado, director Observatorio Socioeconómico de Segovia, destacó que este informe aporta datos inéditos en este sentido. Entre el resto de no fumadores se encuentra un 27% a quienes no les molesta estar con gente que fuma delante de ellos y un 20% a quienes les inoportuna poco.

En la valoración de los segovianos respecto a la actual normativa reguladora del uso del tabaco (Ley de 2005) en vigor hasta el 2 de enero del año que viene,  tiene una clara división entre los encuestados, ya que un 49% la juzga negativamente y un 48% señala que está siendo positiva. Son también mayoría, por otro lado, quienes se muestran partidario de incrementar el control de las autoridades para garantizar el cumplimiento de la normativa sobre consumo de tabaco, sumando 62% del total de encuestados.

Un dato destacado es que el porcentaje de fumadores es cinco puntos superior en la provincia que en la capital, así como también el porcentaje de personas que han dejado de fumar.

También se ha realizado un informe sobre la posición de los empresarios de la provincia ante la actual ley antitabaco y la modificación anunciada para el año que viene, por parte del Observatorio Socioeconómico. El profesor Luis Miguel Delgado que ha dirigido la encuesta, ha llegado a la conclusión de que la mayoría de empresarios acepta la actual normativa, aunque un porcentaje importante considera que ha afectado al rendimiento de sus trabajadores.