La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Segovia ha aprobado en el capítulo de gastos, la cantidad de 3.345,70 euros para trasladar las polémicas farolas en aspa de la Avenida Padre Claret a otros barrios de la ciudad, así como para llevar a cabo la reposición del pavimento. Junto a esta cantidad, el consistorio llevaría gastado un total de 31.082,7 euros en la recolocación de las farolas de la avenida, ya que en junio de 2011, aprobó una partida de 27.737 euros para eliminar la hilera de farolas más altas que fueron cambiadas por unas farolas más pequeñas.

Según ha asegurado el alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, tras la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno Local, el proceso podría alargarse alrededor de quince días, una vez se apruebe el pliego de condiciones y se adjudique a la empresa que determine la oferta economicamente más ventajosa. Estas farolas, muy criticadas por el grupo municipal popular, por romper con el entorno histórico y patrimonial del Acueducto romano, serán trasladadas a otros barrios de la ciudad como La Albuera, Nueva Segovia o San Lorenzo.

El PP de Segovia criticó reiteradamente la “falta de sensibilidad  cultural y patrimonial del gobierno socialista» e incluso llevaron al pleno de correpondiente al mes de julio del año pasado, una moción ante lo que consideran excesivos elementos que rompen la relacion del Acueducto con su entorno. La moción que en su día presentaron los populares, fue criticada por el equipo de gobierno municipal quien tildó de “oportunista, inexacta e insultante”.