En total, 171.154 familias de Castilla y León se beneficiarán este curso de las ayudas para los libros de texto convocadas por primera vez de forma conjunta entre la Junta de Castilla y León y el Ministerio de Educación, con una inversión de 21,28 millones de euros, de la que el Ejecutivo central aporta 7,2 millones y la Consejería, 14,05. Los hogares con las rentas más bajas, alrededor del 50 por ciento, fueron los primeros en recibir la cuantía de estas becas, que oscilan entre los 105 y 140 euros por alumno.

La otra mitad de los hogares que se beneficiará de estas becas, las rentas más altas inferiores a 60.000 euros, percibirá en el segundo trimestre del curso las ayudas. De esta forma, los alumnos de Primaria y Secundaria de familias con menor nivel de renta reciben el mayor importe de la ayuda (140 euros) y además de recibir el abono en un único pago.

Las ayudas llegan este año a casi 4.000 familias más que durante el pasado, lo que supone un incremento del 2,37 por ciento con respecto al periodo anterior, cuando se beneficiaron 167.193 familias. Además, cabe destacar que los centros educativos de la Comunidad colaboran en la adquisición de los libros de texto para las familias en situación económica manifiestamente desfavorable, facilitando así que los escolares hayan podido disponer de los materiales necesarios al comienzo del curso.

 

Características de la convocatoria

El convenio de colaboración entre el Gobierno autonómico y el Gobierno central permite reunir en una sola convocatoria las ayudas a los libros de texto y material didáctico complementario destinadas a alumnos de Educación Primaria y Secundaria Obligatoria para el curso 2010-2011. Dicha convocatoria se ha realizado a través de la Consejería de Educación y a ella se puede optar a los beneficios previstos por ambas administraciones. De esta forma, las familias simplifican los trámites, se consigue una mayor agilidad burocrática y se optimizan los recursos disponibles, explicaron fuentes de la Junta.

Como en anteriores cursos, la convocatoria de ayudas otorga una especial atención a los colectivos con mayores dificultades que, por sus circunstancias personales y familiares, necesitan apoyo económico al inicio del curso. Así, se mantiene la supresión del requisito del límite de renta en familias numerosas, familias en las que alguno de sus miembros cuente con algún tipo de discapacidad o sean víctimas de la violencia de género y de terrorismo, además de discriminar de forma positiva en la cuantía a las familias con mayores dificultades económicas.

Pueden ser beneficiarios de las ayudas el padre, madre o tutor de escolares de Primaria y Secundaria cuyas rentas no superen los 60.000 euros (hasta cubrir los 21,2 millones de euros previstos en el presupuesto). La cuantía de las ayudas será de 105 euros por alumno de ambas etapas educativas. Esta ayuda se ha ampliado hasta 140 euros para aquellas familias que se encuentren en situaciones socioeconómicas desfavorables y con rentas que abarquen desde los 9.320 euros para hogares monoparentales hasta 35.717 para familias con ocho miembros.