Devolver al árbol su protagonismo como máximo representante de la naturaleza en la ciudad y hacerlo con criterios de seguridad, capacidad de acogida, calidad y, en lo posible, respeto a la tradición, son los objetivos de la Concejalía de Medio Ambiente. Para conseguirlos es necesario un trabajo y estudio previo tanto de la situación en la que se encuentran las zonas verdes, como de las necesidades de las especies plantadas y las posibilidades que existen para mejorarlo.

Dentro de esa línea de actuación, el Servicio Municipal de Medio Ambiente tiene dos proyectos en marcha: el jardín de «Los Huertos» en pleno recinto histórico y la alameda del Parral en el cinturón verde de la ciudad.

 

De momento, este año se han talado 6 árboles en el Jardín de Los Huertos, en su mayoría acacias de bola y sóforas. De manera paulatina se irán incorporando las nuevas especies, principalmente tilos.

El objetivo es que la Plaza de Doctor Laguna vaya adquiriendo una mejor ordenación y que su jardín cuente con los árboles precisos y ajustados a su dimensión y a las necesidades de crecimiento de los ejemplares.

Esta actuación se llevará a cabo a lo largo de dos años para minimizar su impacto visual. Una vez finalizada, la Plaza de los Huertos presentará un arbolado con futuro, acorde con las características del lugar, del que podrán disfrutar los segovianos y visitantes.

En el caso de la Alameda del Parral, es otra de las áreas de intervención del Servicio de Medio Ambiente, motivado por la acusada inclinación que presentaban 13 de los chopos se procedía a su tala. La Comisión Territorial de Patrimonio Cultural de la Junta autorizaba esta actuación.

Después de talar los chopos y de evaluar el espacio libre que ha quedado se ha decidido plantar 11 nuevos árboles. La especie elegida es, principalmente, el castaño de indias ya que tiene una sombra densa y una copa frondosa, ideal para las características y uso de la Alameda.

Además se plantarán algunos chopos lombardos muy vinculados a la tradición del lugar y en ubicaciones en las que la buena iluminación propicie su esbelto crecimiento natural y su típica silueta vertical. Testimonialmente, como le han explicado a la concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, se plantará algún ejemplar de chopo lombardo (nunca más de 2) en recuerdo de los ya retirados y en un lugar en el que los árboles no tiendan a inclinarse en busca de la luz. También, se plantarán 3 tilos, que con su porte y aromática floración aportarán valores añadidos a este entorno.

Esta nueva plantación se acometerá en breve, antes de que entre la primavera y se empleará maquinaria de excavación para realizar los hoyos, un equipo apropiado para el volumen y movimiento de tierra que se requiere. Hay que tener en cuenta que disponer de una buena base es clave para que los árboles tengan un buen e idóneo desarrollo