La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, ha segurado en Segovia que el Gobierno actual ha batido “todos los récords” en materia de protección económica para quienes han perdido su empleo; y culpó al PP de recortar en los derechos fundamentales, con la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.

Así lo dijo en rueda de prensa, antes de participar en un acto en el que se reunió con profesionales del sector y con representantes sindicales. En su opinión, el principal problema y el que más preocupa a los socialistas “es el desempleo que genera la crisis, a la espera de poder reconstruir el nuevo modelo económico”; pero aseguró que trabajan para “prestar apoyo y dar cobertura a las personas en desempleo”.

En este sentido explicó que en estos últimos años se han estado “batiendo todos los récords históricos de protección económica para ayudar a las personas que han perdido su empleo”, lo que permite que hoy siete de cada diez personas tengan protección económica por este motivo, para lo que el Estado está destinando 30.000 millones anuales y ha permitido que los casi cinco millones de desempleados no haya producido “episodios de fractura social o de descohesión vinculados a la crisis”.

La secretaria de Estado recordó que en el Consejo de Ministros se aprobó hoy un decreto de prácticas no laborales en las empresas “que contempla una serie de derechos económicos y de Seguridad Social para tener en el futuro una buena cobertura social”, y atendiendo a la preocupación del Gobierno sobre el desempleo de los jóvenes, de las mujeres, y de los mayores de 55 años.

En relación al PP, Mari Luz Rodríguez criticó los recortes que se están llevando a cabo en las comunidades donde gobierna, y que afectan, dijo, a los “derechos esenciales en educación, sanidad y servicios sociales; y es el modelo que tienen pensado para todo el país”. Por ello, y enlazando la cuestión con los últimos datos de empleo, la secretaria de Estado sostuvo que una parte “importante de esa subida corresponde a los recortes que están realizando algunas comunidades autónomas”. Y de forma específica cifró en 45.000 personas las que han engrosado las listas del paro en el último trimestre su empleo por estos recortes; “y en Castilla y León se han perdido más de 3.000 empleos a consecuencia de los recortes, y eso que está sucediendo es la receta que van a aplicar en toda España. Por eso, el estado social está en peligro, y los socialistas no lo vamos a consentir”, concluyó.