El secretario general del PP en Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró hoy que el candidato socialista a la Presidencia de la Junta, Óscar López, viene impuesto por José Blanco y es “cómodo” para el PSOE porque “no levanta la voz y no es crítico ni exigente”.

El ‘número dos’ del PP autonómico inauguró hoy el curso político de este partido en Segovia con críticas a López y a las “soluciones” del Gobierno de Rodríguez Zapatero para afrontar la crisis económica. “Vamos a recorrer todos los rincones de nuestra Comunidad para explicar a los ciudadanos lo que les preocupa e interesa, que es la situación de crisis económica que estamos padeciendo por la nefasta política económica del Gobierno de Rodríguez Zapatero”, subrayó.

Fernández Mañueco, que ha participado en la localidad segoviana de Cantalejo en la apertura del curso político del PP de Segovia junto a unos 800 alcaldes, concejales y militantes populares, reiteró sus críticas hacia el Ejecutivo socialista, “que ha provocado el aumento de las cifras del paro y la congelación de las pensiones, entre otros problemas.

“Frente a esta situación nos encontramos con el PP, un partido que ya ha demostrado cuando hubo otra crisis económica que era capaz de salir adelante, crear empleo y abordar una política que permitía un crecimiento económico de manera sostenible y de progreso”, aseguró.

En este sentido, el secretario general del PP en Castilla y León recordó que la Junta de Castilla y León pondrá en marcha un plan especial de 90 millones de euros, “para paliar, por un lado, la necesidad de sostener el gasto corriente de los ayuntamientos, y por otro, la creación de empleo en los municipios de menos de 20.000 habitantes”.

De cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas, Fernández Mañueco afirmó que las expectativas del PP son buenas. “El PP en Castilla y León y en Segovia es un partido de gobierno, que cuando nos presentamos es para ganar, y nuestra aspiración y objetivo es ganar las elecciones, no sólo en la ciudad y provincia, sino también en la comunidad”, añadió.

El secretario regional popular aprovechó también su intervención ante los medios para criticar el papel y la actitud del candidato del PSOE a la presidencia de la Junta de Castilla y León, Óscar López. Así, aseguró que “es un candidato impuesto por Ferraz, por José Blanco, desde hace varios meses, y cuestionado por varias direcciones provinciales socialistas”. “Es un candidato cómodo para el PSOE, que no levanta la voz, y no es crítico ni exigente. Ha hecho distintas actuaciones publicitarias espectaculares, y ahora intenta ganarse una legitimidad que no tiene”, concluyó.