Las pernoctaciones en establecimientos hoteleros aumentaron un 2,6 por ciento en Castilla y León en enero sobre el mismo mes de 2010, frente al incremento de la media nacional del 4,6 por ciento. En concreto, la región pasó de registrar 323.361 pernoctaciones en el primer mes del año pasado a las 331.573 de éste, según los datos de coyuntura turística hotelera publicados hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En cuanto a la cifra de viajeros, registró un aumento en la Comunidad del 2,62 por ciento, al cerrar enero con 192.089 visitantes.

Por su parte, la estancia media por pernoctación se mantuvo idéntica a la del año pasado, con 1,73 días, mientras que en el conjunto del país pasó de 1,4 a 3,1 días.

Por provincias, cinco vieron aumentar el número de pernoctaciones, mientras que en cuatro disminuyeron. De este modo, la mayor subida se registró en Soria, que pasó de 11.515 a 13.815 (20 por ciento más); seguida de Valladolid, que pasó de 54.991 a 59.837 (8,81 por ciento); Salamanca, que pasó de 63.342 a 68.893 (8,76 por ciento más); Ávila, de 21.422 a 23.088 (7,77 por ciento más); y Burgos, de 48.889 a 49.051 (0,33 por ciento más).

Entre los retrocesos, en Palencia fue donde las cifras se desplomaron con mayor contundencia, al caer un 17,12 por ciento (de 19.395 a 16.075). Por debajo se situó Zamora, donde cayeron un 12 por ciento (de 16.799 a 14.786); y, a mayor distancia, Segovia (1,67 por ciento), de 30.030 a 29.530; y León (0,68 por ciento), de 56.879 a 56.497.

 

Estancia media

Por lo que respecta a la estancia media, que en Castilla y León se situó en los 1,73 días, superaron la media regional las provincias de Soria (1,96), León y Salamanca (1,84), Palencia (1,79) y Ávila (1,76); mientras que se quedaron por debajo Zamora (1,56), Burgos (1,6), Valladolid (1,61) y Segovia (1,71).

Por otro lado, en el mes de enero había en Castilla y León 1.254 establecimientos hoteleros con un número de plazas estimado de 55.122. El grado de ocupación fue del 19,35 por ciento si se tiene en cuenta el número de plazas; mientras que por plazas de fin de semana el porcentaje subió al 24,02; y al 23,05 por habitaciones. Los establecimientos hoteleros de la Comunidad daban empleo en enero a 7.045 trabajadores.

Finalmente, en el primer mes del año la Comunidad registró un descenso del 1,4 por ciento en el índice general de precios, cuando el dato nacional fue también negativo, concretamente una caída del 0,8 por ciento. En cuanto al índice de ingresos, subió un 3,5 por ciento, frente a un aumento en España del 6 por ciento en tasa interanual.