En relación con las declaraciones efectuadas por los políticos regionales sobre la decisión del Consejo de Administración de Caja Segovia de no integrarse en el Grupo Banca Cívica, la Sección Sindical del SEC de Caja Segovia, sindicato mayoritario en esta Entidad, ha manifiestado su indignación por la utilización política que se está haciendo de este hecho, y les pide responsabilidad en sus actuaciones para que no impidan el proceso de integración en el grupo liderado por Caja Madrid.

Lamentan las desafortunadas declaraciones hechas por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, por el Consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, así como por Oscar López, Secretario regional del PSOE, ante la negativa a la integración con Banca Cívica por parte de Caja Segovia.

«Lejos de colaborar en la búsqueda de la solución que sea más provechosa para la Caja, para sus clientes, para los empleados, para la sociedad segoviana y para Segovia, se empeñan en hacer una cruel crítica al Presidente, a los miembros del Consejo de Administración y a la propia Entidad, ignorando cuales han sido los motivos reales por lo que se ha rechazado la integración en Banca Cívica y no valorando el daño que están haciendo a la imagen de la Caja» asegura el sindicato.

Dicen ser conscientes de que han sido dos las ocasiones en que Caja Segovia no ha aceptado las imposiciones de la Junta de Castilla y León y aseguran comprender el enfado de sus responsables, pero advierten que hubiese sido preferible una actitud de convencimiento en lugar de imposición. «Si los dirigentes regionales de los partidos políticos mayoritarios querían que la integración en Banca Cívica llegara a buen puerto, quizás debieran haber gestionado la búsqueda de acuerdos en lugar de ver los toros desde la barrera», apuntan.

Ahora, una vez tomada la decisión de analizar otro proceso de integración interregional, apelan a la responsabilidad de la Junta de Castilla y León, como supervisora de las cajas de ahorro regionales, para que no lo entorpezca y permita su estudio y análisis de tal modo que se pueda garantizar la viabilidad del proyecto, el mantenimiento del empleo, la conservación de la naturaleza jurídica de la Caja y su dotación a la Obra social.

 

Nuevas líneas de trabajo

Desde la sección sindical aseguran estar trabajando para que la integración se produzca de acuerdo a los siguientes principios:

1. Que el nuevo grupo se constituya con garantías de viabilidad para todas las entidades que lo compongan y que, cuando sea posible, se armonice como una agrupación de Cajas.

2. Que los trabajadores del nuevo Grupo se rijan por el Convenio de Cajas de Ahorros.

3. Que las probables reestructuraciones de plantillas se realicen mediante medidas no traumáticas y paulatinas.