La colaboración ciudadana es clave para el buen resultado del servicio de recogida selectiva de residuos. En el caso del aceite doméstico usado, de cuya recogida se encarga la sociedad Apadefim 2000 SLU, los segovianos han depositado, en los 22 contenedores «naranjas» que existen distribuidos por toda la capital (salvo el casco histórico donde el servicio se cubre con el punto limpio móvil) y barrios incorporados, más de 10.000 litros en los seis primeros meses del año.

En concreto, en el primer trimestre se recogían 5.075 litros: 4.325 de los contenedores de la ciudad y 325 litros de los instalados en los barrios incorporados. A estas cantidades hay que añadir los 500 litros depositados de los puntos limpios situados en la carretera de Arévalo, «El Peñigoso», y en el vial Interpolígonos, «El Vallejuelo», instalaciones que permanecen abiertas de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 horas y los domingos y festivos de 8:00 a 15:00 horas.

En el segundo trimestre del año eran 5.000 los litros de aceite doméstico usado que se recogían de los contenedores y puntos limpios: 4.075 litros de los contenedores de la ciudad, 375 de los barrios incorporados y 550 en los Puntos Limpios.

En total, algo más de 10.000 litros, lo que supone un ligero incremento con respecto al mismo periodo del año pasado en el que se recogían 9.645 litros. La tendencia al alza pone en evidencia que los segovianos mantienen su compromiso con la recogida selectiva y son conscientes de la importancia de ese gesto que beneficia a la ciudad y al medio ambiente. Depositar el aceite doméstico usado en los contenedores destinados a ese fin o en los puntos limpios hace posible que miles de litros de aceite no se vayan por los desagües a la red de tuberías ocasionando problemas en la red general, en la Estación Depuradora de agua y en los ríos alterando el ecosistema.

Recordar que en los contenedores «naranjas» se debe echar aceite doméstico usado, nunca aceite de coche, y en botellas de plástico bien cerradas con tapón de rosca. De esta manera, la recogida y posterior reciclado tendrá un resultado positivo, evitará que el aceite se salga y que éste se esparza por el contenedor.