Durante los últimos meses, los segovianos han depositado un total de 9.645 litros de aceite doméstico usado en los 22 contenedores naranjas, con una capacidad total de 700 litros, que hay distribuidos por la ciudad y en los barrios incorporados para este fin. La empresa encargada de su recogida desde que este servicio se puso en marcha el pasado mes de marzo es la sociedad Apadefim 2000 S.L.U.

El Ayuntamiento de Segovia ha hecho un llamamiento a la colaboración ciudadana y al buen uso de cada uno de los contenedores colocados por el Consistorio en la vía pública, con el fin de conseguir separar y posteriormente reciclar correctamente los residuos. “Cada uno de los contenedores tiene su fin específico y en cada uno de ellos se deben depositar los materiales a los que están destinados: el azul esta destinado a la recogida a papel y cartón; el contenedor verde, a vidrio; y el amarillo, a plástico y envases”, han informado fuentes del Ayuntamiento.

Asimismo, el Consistorio destaca la importancia de los contenedores naranjas, en los que se debe depositar aceite doméstico usado, y advierte que nunca aceite de coche, y en botellas de plástico bien cerradas con tapón de rosca. “De esta manera, la recogida y posterior reciclado tendrá un resultado positivo y se evitará que el aceite se salga y esparza por el contenedor dificultando las tareas de recogida”, han reiterado.

El único área de la ciudad que no cuenta con este tipo de contenedores es el Casco Antiguo, cuyos vecinos pueden entregar el aceite, los jueves, en el Punto Limpio Móvil que permanece de 10:00 a 11:15 horas en la Plaza Mayor.

Y es que, además de los contenedores específicos, existe la posibilidad de llevar el aceite doméstico usado a los Puntos Limpios situados en la carretera de Arévalo “El Peñigoso” y en el Vial Interpolígonos “El Vallejuelo”, respectivamente, instalaciones que abren al público de lunes a sábado de 8:00 a 20:00 horas, y los domingos y festivos de 8:00 a 15:00 horas. Hasta esas instalaciones los segovianos han llevado, desde el pasado mes de marzo, 1.875 litros de aceite doméstico usado.

También a modo de recordatorio, el Ayuntamiento de Segovia ha recordado que “depositar el aceite en los contenedores evita que llegue por el desagüe de los domicilios a la red de alcantarillado donde al juntarse con detergentes forman cúmulos sólidos de jabón que ocasionan atascos en las tuberías de la red general, además de malos olores y de poder servir de alimento a los roedores”. Otra de las consecuencias de no reciclar el aceite son problemas en el funcionamiento de la Estación Depuradora de agua, ocasionando averías y acorta la vida de las instalaciones y, por supuesto, en los ríos alterando el ecosistema.