Los segovianos han salido este domingo a las calles de nuestra ciudad para celebrar la resurrección de Cristo. El buen tiempo ha acompañado para dar la bienvenida a un nuevo tiempo, celebrar el triunfo de Jesús sobre la muerte y poner fin a la Semana de Pasión.

En Segovia, la procesión de Resurrección, recuperada en el año 2004 después de cerca de medio siglo sin celebrarse, cerró  los actos de la Pasión. A las 11.45 horas, partió del Palacio Episcopal de Segovia el paso de Cristo Resucitado, protagonista de la procesión, una talla de autor desconocido, que por sus características puede situarse en la escuela de imagineros castellanos de finales del siglo XVI y principios del XVII, y que se venera durante el año en la iglesia de San Millán.

También forma parte de la procesión del Domingo de Resurrección el paso del Santo Sepulcro vacío, la urna en la que habitualmente es portado el Cristo de los Gascones durante su participación en los distintos actos de Semana Santa, y que en este caso simboliza la tumba de Cristo vacía tras la Resurrección.

Abrían el cortejo los estandartes de las diez cofradías, hermandades y feligresías de la Semana Santa segoviana, seguidos por una representación de cada una de las cofradías. Cerraba el desfile la banda de la Escuela Municipal de Música.