Los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y Letizia Ortiz, protagonizaron hoy la puesta de largo del recién nombrado Parque Nacional Sierra de Guadarrama tras su aprobación definitiva el pasado 13 de junio en el Congreso de los Diputados. Una visita entre las vertientes madrileña y castellano y leonesa del espacio natural congregó a los máximas autoridades de ambas comunidades autónomas así como a curiosos y paseantes que no quisieron perderse el revuelo ocasionado en el Puerto de Cotos.

Pasadas las 12 horas del mediodía los príncipes de Asturias llegaron a las Cumbres de Peñalara dónde fueron recibidos por el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias-Cañete y los presidentes de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera. Minutos antes de llegar, la anécdota la protagonizaron unas vacas que tuvieron que ser trasladadas a otro lugar por la propia Guardia Civil para evitar que se inmiscuyeran en la visita real.

El escenario no fue otro que las altas cumbres del Puerto de Cotos ubicado a 1.830 metros de actitud que dejaron ver en una jornada veraniega las espléndidas sierra madrileña y los Montes de Valsaín del Real Sitio de San Ildefonso (Segovia). Ataviados con colores claros para soportar mejor el calor que aún se podía notar en las alturas, iniciaron su camino por el Paseo del Macizo de Peñalara en donde saludaron a los miembros del Consejo de Parques Nacionales y a los representantes municipales de las localidades englobadas en las 33.960 hectáreas por las que se extiende el nuevo Parque Nacional.

El séquito se completó con otras autoridades locales y regionales, como el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Antonio Silván o la titular de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, encargada de dar comienzo en el año 2002 al proyecto del Parque Nacional junto a su homólogo en la Comunidad de Madrid. También acompañaron a los príncipes los delegados del Gobierno de Castilla y León y Madrid, Ramiro Ruiz Medrano y Cristina Cifuentes.

 

Cercanía

En el lugar, los príncipes pudieron interesarse por las características del que se convirtió en el decimoquinto espacio protegido de la red de Parques Nacionales y a los pies del Centro de Visitantes Peñalara pudieron conversar con algunos de sus trabajadores. Además, don Felipe y doña Letizia se dejaron fotografiar con un joven que esperaba expectante la visita de sus majestades acompañado de su madre y otros familiares.

El acto principal tuvo lugar con el descubrimiento de un monolito de piedra que junto al centro de interpretación, recibirá a los visitantes. En él, un libro abierto fabricado en metal representa las cumbres de Guadarrama junto a ejemplares tallados de su fauna u su flora como una mariposa ‘graelsia’ y las ramas de un pino. Bajo el tomo una placa dejaba leer una inscripción que daba fe de la visita de sus altezas reales el 10 de junio de 2013.

El recorrido continuó por la senda del Macizo de Peñalara hacia el Mirador de la Gitana inaugurado en el año 2001 y desde el cual se pueden apreciar algunas de las diferentes cumbres que otorgan al Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama el título de quinto en mayor extensión con zonas de interés nacional como la Cumbre, Circo y Lagunas de Peñalara, la Pedriza del Manzanares o el Pinar de la Acebeda.

Allí se llevaron a cabo las fotografías de familia con los representantes de los diferentes organismos implicados. No obstante, el protagonismo lo acaparó la instantánea que dejaron tomarse en pareja don Felipe y doña Letizia que aceleró con creces el ritmo de los disparos de las decenas de fotógrafos acreditados al evento. De fondo, hacia el oeste se podía observar el marco incomparable que ofreció el pico de la Cabeza Mayor de Hierro a 2.381 metros de altura.

Otra puesta de largo, la de la declaración del Real Sitio de San Ildefonso y El Espinar como Reserva de la Biosfera por la Unesco estuvo también la boca de los príncipes de Asturias gracias a la invitación por parte del alcalde de El Espinar, Francisco Jorge, para que el hijo del Rey y su esposa, visiten la localidad segoviana. En declaraciones a Segoviaudaz.es, Jorge aseguró que los príncipes recibieron amablemente la invitación que se tramitará próximamente a la Casa Real de manera formal y esperando a que se pueda hacer realidad con el objetivo de impulsar la zona.