La exposición recoge los hallazgos realizados en el ‘Abrigo del Molino’, situado junto al río Eresma y a escasos metros del Santuario de La Fuencisla. Este yacimiento ha supuesto una auténtica revolución en la Prehistoria de Segovia. Hasta hace poco se databan las primeras ocupaciones humanas en Segovia en el Calcolítico, es decir, hace unos 4.500 millones de años. El Abrigo del Molino ha remontado los orígenes del poblamiento humano de Segovia a hace 60.000 años, situando a los neandertales en la ribera del Eresma.

Los arqueólogos han encontrado en el yacimiento del Abrigo del Molino restos de las actividades cotidianas de los neandertales: herramientas realizadas en silex, jaspe o cuarzo; y restos de fauna de gran tamaño como caballos o grandes bóvidos.

La alcaldesa de Carbonero el Mayor, María Ángeles García Herrero, y el diputado de Promoción Económica, Rafael Casado, han visitado la muestra con motivo de su inauguración. Una exposición a la que ya han anunciado su visita los centros educativos de la localidad.

Tras recalar a primeros de enero en San Cristóbal de Segovia, y visitar Palazuelos de Eresma y Mozoncillo, la exposición se acerca ahora a Carbonero el Mayor. La muestra se divide en dos partes: un audiovisual que enseña el mundo de la arqueología y la metodología empleada en el “Abrigo del Molino” y, en segundo lugar, un recorrido por réplicas de las piezas encontradas en este primer año de excavación.

La exposición podrá visitarse de lunes a viernes, en horario de 9.00 a 15.00 horas. El sábado 31 de mayo, de 19.00 a 21.00 horas, y el domingo 1 de junio de 13.00 a 15.00 horas.