La carencia de contenedores de aceite en la capital comienza a subsanarse con la instalación de los primeros ejemplares. Apadefim 2000 SLU, empresa encargada de gestionar el servicio de recogida específico de aceites comestibles usados, ha empezado a colocar los primeros depósitos en la avenida Vía Roma, en la entidad local de Revenga y en los barrios incorporados de Fuentemilanos, Zamarramala y Hontoria.

La concejala de Medio Ambiente, Paloma Maroto, ha estado presente en la instalación de los mismos, reconocibles por su color naranja, y que continuará la próxima semana por el resto de barrios de la capital y el barrio incorporado de Madrona. Según señalan fuentes del Ayuntamiento de Segovia, se distribuirán 22 contenedores, ninguno en el Casco Antiguo porque en este caso, añaden, el servicio lo prestará el punto limpio móvil los jueves.

Depositar el aceite en los contenedores, siempre en botellas cerradas con tapón de rosca, evitará que llegue por el desagüe de los domicilios a la red de alcantarillado donde al juntarse con detergentes forman cúmulos sólidos de jabón que ocasionan atascos en las tuberías de la red general, además de malos olores y de poder servir de alimento a los roedores. También provoca problemas en el funcionamiento de la Estación Depuradora de agua donde ocasiona averías y acorta la vida de las instalaciones y, por su puesto, en los ríos alterando el ecosistema.

El Ayuntamiento de Segovia ha apelado, para finalizar, a la colaboración ciudadana señalando que ‘de todos depende lograr resultados positivos y el cuidado de la ciudad en particular y del medio ambiente en general’.