La Fundación del Patrimonio Histórico ha convocado la undécima edición del concurso escolar ‘Los Nueve Secretos. El certamen, dirigido a estudiantes de Bachillerato y ciclos formativos de centros escolares de las nueve provincias de Castilla y León, premia la motivación y el esfuerzo tanto de los alumnos como de los profesores que presentan trabajos de calidad sobre el patrimonio mueble, inmueble o arqueológico.

Aunque como es habitual la entrega de estos galardones será durante la Fiesta que la Fundación organiza para los ‘Amigos del Patrimonio’, el disfrute de algunos de ellos se hará meses antes. Los tres primeros ganadores disfrutarán de un viaje de una semana por Italia; para los segundos hay reservada una ruta arqueológica que los llevará al yacimiento de la sierra de Atapuerca, donde conocerán datos cruciales sobre el origen del hombre; a la cueva de Altamira, donde toparán con las primeras manifestaciones artísticas; y a la villa de La Olmeda, con sus magníficos mosaicos romanos.

A todos los participantes, resulten o no premiados, se les obsequiará con una Tarjeta de Amigos del Patrimonio, válida por un año, con el fin de mantenerlos vinculados al patrimonio de nuestra región.

 

Quiero participar ¿qué tengo que hacer?

‘Los Nueve Secretos’ es un concurso dirigido a estudiantes de Bachillerato y ciclos formativos. Consiste en formar equipos que trabajen sobre un Bien de Interés Cultural de su provincia, ya sea un inmueble, un mueble o un bien arqueológico. Los alumnos deben presentar, hasta el 17 de abril de 2011, un trabajo original y documentado que detalle las circunstancias pasadas, actuales y futuras del bien elegido.

El jurado estará integrado por miembros de la Fundación del Patrimonio Histórico, personalidades del ámbito del arte y el patrimonio y una representación de la Consejería de Educación. Para elegir los trabajos ganadores, valorarán el rigor de la documentación presentada, sus contenidos, creatividad y método empleado en el trabajo; la implicación y el esfuerzo de alumnos y profesores; la originalidad en la selección del bien estudiado y la necesidad de la actuación propuesta, su viabilidad e innovación.

La Fundación del Patrimonio Histórico podrá incluir en su programación la restauración o puesta en valor del bien que a juicio del Jurado ofrezca mayor interés, entre todos los trabajos ganadores, teniendo en cuenta la línea de actuaciones de la Fundación y la viabilidad presupuestaria del proyecto. Las bases de la convocatoria pueden consultarse en la página web de la Fundación