La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, recogió hoy el primer galardón ‘Pino de Plata’ en el marco de ejemplo la Fiesta de los Gabarreros de El Espinar (Segovia), cuyos organizadores aspiran a que tenga el reconocimiento de Fiesta de Interés Turístico Regional, y que congrega a unas 10.000 personas en esta localidad segoviana.

Para Silvia Clemente es un “orgullo” este premio y “un honor estrenar la entrega de esta distinción”. Además, “como segoviana me hace mucha ilusión que se hayan acordado de mi por el reconocimiento al trabajo que hace la Consejería en pro del desarrollo rural”, destacó la consejera a su llegada a la fiesta.

La consejera incidió en la importancia del medio rural y en su “peso fundamental en el desarrollo económico de Castilla y León”, superior al resto de España y de Europa. En Castilla y León, el 96 por ciento del territorio corresponde a medio rural y el 51 de la superficie total de la región es forestal. En este sentido, “el sector forestal es un motor de desarrollo socioeconómico para amplias zonas rurales y abre nuevas oportunidades para la diversificación económica y la creación de empleo” en los pueblos de la Comunidad, precisó.

Según el último informe Funcas, Castilla y León es la región que más ha crecido económicamente y el sector agrario es fundamental, algo de lo que se enorgullece Silvia Clemente. Para la consejera es preciso ligar tradiciones, desarrollo, actividad económica, sector forestal y turismo, algo de lo que es ejemplo la Fiesta de los Gabarreros de El Espinar (Segovia). Ha agradecido el galardón ya que supone “un estímulo” para seguir trabajando por el medio rural de Castilla y León.

Por su parte, el alcalde de El Espinar, Francisco Jorge (PP), explicó que se ha optado con conceder el ‘Pino de Plata’ a Silvia Clemente como reconocimiento al trabajo “en la promoción y desarrollo de Castilla y León desde su condición de segoviana” y por el esfuerzo que realizó para conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional para los Gabarreros.

Los actos de la Fiesta de los Gabarreros comenzaron hoy, a primera hora de la mañana, con la recreación de viejos oficios del monte en el parque de El Pinarillo. Tras el tradicional desfile de carros, hacheros, caballos con leña y arrastre de pinos, ha tenido lugar una exhibición de corta vertical en altura. La fiesta ha continuado con el nombramiento de ‘Gabarrero de Honor’ a los mayores del municipio que se dedicaron a la gabarrería, la entrega del ‘Pino de Plata’ a la consejera de Agricultura y una demostración de desrame, limpia y tala de un gran pino, momento cumbre de la Fiesta de los Gabarreros.

Con estas actividades, El Espinar recuerda, cada año, a aquellos hombres que durante el pasado siglo XX dedicaron su vida a trabajar en el monte. Conocidos como ‘gabarreros’, no les importaba el duro invierno de la sierra ni los rigurosos calores del verano, cada día subían al monte a recoger leña con sus mulas, para después venderla, y ganarse el jornal con el que alimentar a sus familias. De hecho, la gabarrería dio de comer a buena parte de las familias del municipio espinariego durante décadas. Actualmente, todavía hay gente que se dedica al oficio del monte, pero, afortunadamente, ahora cuentan con vehículos y maquinaria apropiada.

Los actos festivos se completan con las jornadas gastronómicas, la feria de muestras, conferencias y exposiciones sobre la gabarrería, el programa ‘los gabarreros en el cole’ para que los niños conozcan y aprendan a respetar las tradiciones, todo ello aderezado con la música tradicional de la Escuela de Dulzainas de San Rafael y el grupo charro de El Mariquelo.