Castilla y León se afianza como líder nacional en el sector de turismo rural. El número de turistas, según los últimos datos oficiales publicados, creció casi un 10%. Las pernoctaciones también aumentaron en similar proporción.

La Encuesta de Ocupación en Alojamientos Turísticos Extrahoteleros recoge una cifra de visitantes superior a los 23.000. Las cifras de pernoctaciones rozan las 50.000. Estos datos colocan a la Comunidad Autónoma en el primer puesto de turismo rural. Seguida muy de lejos por Canarias y Cataluña.

El incremento medio registrado en el país, tanto de viajeros como de pernoctaciones, es seis puntos inferior a la media regional. Por otro lado, mientras la estancia media de los turistas en España es de 2´6 días, en Castilla y León se rebaja a 2´1 días; cifra bastante alejada de los casi siete días de estancia media en Canarias o los cuatro de Andalucía. La mayoría de viajeros que optan por el turismo rural en Castilla y León fueron nacionales, el 96%, el pasado mes de enero.

A pesar de la crisis, se abrieron 149 nuevas casas de turismo rural en la Comunidad, en el último año, llegando a contabilizar 3.142 con más de 27.000 plazas. Los alojamientos rurales de Castilla y León emplearon a 4.481 personas, datos similares a los del año anterior.

En cuanto a los apartamentos turísticos, la Comunidad experimentó una fuerte subida en enero en el número de viajeros superior al 32%, frente al 16% de aumento registrado en pernoctaciones. En este apartado, Castilla y León no es líder nacional pero los datos indican que la región evolucionó mejor que la media nacional. En la Comunidad hay 642 apartamentos, turísticos con capacidad para cerca de 3.000 personas, que dan empleo a 237 personas.

Las pernoctaciones en acampamentos turísticos también aumentaron un 37´8 %; sin embargo, los viajeros no pasaron de los 2.500. Los datos porcentajes son mejores que en el conjunto del país, aunque la estancia media en Castilla y León es muy inferior, de tan sólo 1´64 días. Se calcula que hay 26 alojamientos de este tipo con algo menos de 10.000 plazas y casi 3.000 parcelas.

En general, los precios de los alojamientos rurales cayeron en la Comunidad un 0´8%, el doble que en España.