«Seguimos sin avanzar». Así definen su situación el sindicato de empleados de Caja Segovia. Aseguran que la reunión del pasado viernes de la mesa laboral del SIP, resultó ser una reunión fallida.

«No se ha avanzado absolutamente nada desde el pasado 7 de octubre, día en la que se entregó a las organizaciones sindicales la propuesta de la patronal, estableciéndose un nuevo record: 90 minutos de reunión sin ningún acercamiento, superando con creces la marca anterior de 45 minutos, correspondientes a la reunión celebrada el 21 de Octubre», aseguran en una nota de prensa.

Consideran que esta paralización viene provocada en parte por la desidia de la patronal, retrasando el traslado de la información solicitada, y en parte por el escaso interés de algunas organizaciones sindicales en plantear propuestas que les permitan progresar en la negociación.

«Tanto SEC-Caja Segovia, como UGT, nos hemos manifestado por negociar en conjunto y llegar a preacuerdos sobre la totalidad. Los mismos sindicatos (CCOO y Cuadros de Caja Madrid) que en la última reunión se negaron a que hubiera una plataforma unitaria, no han presentado ninguna propuesta propia, estando dispuestos, además, a ir llegando a acuerdos parciales», afirman.

La próxima reunión no está aún convocada. La parte patronal ha manifestado que asumían el compromiso de preparar una nueva plataforma partiendo de la base del documento que les habían presentado el 7 de octubre y que fue rechazado por todas las organizaciones sindicales.

Desde SEC-CAJA SEGOVIA quieren denunciar que todo indica que las claves de negociación del SIP están más condicionadas por las elecciones sindicales, del próximo día 24 de noviembre, que por el contenido del acuerdo.

Para SEC-CAJA SEGOVIA (sindicato mayoritario en nuestra Caja, con el 52,17% de la representación laboral) los objetivos de la actuación sindical en este proceso de integración siguen siendo los siguientes:

  • Homologación de condiciones con equiparación salarial y de beneficios sociales.
  • Contratación fija de los contratos temporales y de relevo.
  • Salidas mediante prejubilaciones y garantía de un puesto de trabajo para los no prejubilables.
  • Garantías sobre movilidad geográfica mínima y retribuida.
  • Movilidad funcional con respeto a las trayectorias profesionales en trance de consolidación.

Y para conseguir esto, apuestan por recomponer la unidad sindical, trabajando con aquellas organizaciones que quieran defender a los trabajadores del SIP, por encima de intereses partidistas.