El Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León recogió un total de 78.531 unidades de sangre entre los meses de enero y septiembre de 2011, un uno por ciento más que en el mismo periodo de 2010, cuando fueron 77.726. Con ello, se cumple el objetivo de “autosuficiencia” de las demandas de sangre de los hospitales de Castilla y León, según reconoció su directora gerente, Lidia Blanco.

Blanco ha recibido junto con el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, la Medalla de Oro que le entrega la Hermandad de Donantes de Sangre de Segovia en manos de su presidente, Mariano de Frutos, quien destacó del centro “su ayuda constante y la colaboración ejemplar” con los fines de la Hermandad. Con este galardón se reconoce la labor de apoyo y ayuda que el Centro desarrolla con las hermandades provinciales de donantes.

Además de esta labor de coordinación, el centro se ocupa de la obtención y almacenamiento de sangre que permitió contar con 78.531 donaciones entre enero y septiembre de este año. Por provincias, en Ávila se recogieron 4.576 unidades; en Burgos, 13.398; en León, 12.183; en Palencia, 5.454; en Salamanca, 10.207; en Segovia, 5.352; en Soria, 2.473; en Valladolid, 20.119; y en Zamora, 4.769.

Con estas cifras se ha logrado la autosuficiencia de la demanda de sangre en los hospitales públicos y en 17 centros privados, según dijo el consejero de Sanidad y presidente del Patronato del Centro de Hemodonación. En Castilla y León, añadió, hay 156.000 donantes activos y el año pasado se recogieron 102.000 dosis. Con este centro donde se garantiza la calidad y la seguridad también se ha ganado en eficiencia puesto que coordina a todos los hospitales. “Lo que hoy hace el centro antes lo hacían 14 hospitales”, mantuvo Sáez Aguado, para insistir en que se ha ganado en eficiencia.

 

Biobancos

El Centro de Hemodonación cuenta un nuevo biobanco de investigación biomédica con el fin de mejorar la calidad asistencial y la salud de los ciudadanos, a la vez que se fomenta la innovación. El objetivo, señaló el consejero, es crear una red de biobancos en Castilla y León. Según explicó la directora del Centro este biobanco contiene muestras de sangre y de sangre de cordón umbilical que han sido desechadas o que provienen de fracciones de muestras para que los investigadores hagan sus ensayos.

En la Comunidad, según señaló el consejero de Sanidad, existen otros biobancos como los de cerebros en el Instituto de Neurociencias de Salamanca, el de tumores en el Centro de Investigación del Cáncer de Salamanca y el de ADN en la misma ciudad.

Su objetivo final es mejorar la calidad y la expectativa de vida de los ciudadanos y aumentar su bienestar a través de la identificación de factores pronósticos y de riesgo, el desarrollo de nuevas herramientas y sistemas de diagnóstico, mejorar la prevención, profundizar en el conocimiento de patologías concretas, buscar nuevas dianas terapéuticas o la implantación de métodos de estudio.

Asimismo, los biobancos supondrán también una simplificación y optimización del trabajo de los investigadores sanitarios ya que les permitirá disponer de criterios uniformes en la recogida, procesamiento y almacenaje de muestras. Entre los que se incluye la obligatoriedad de que el donante de las muestras firme un consentimiento informado y de que se garantice, en todo momento, su derecho a la intimidad. También, supone tener al alcance vías de asesoramiento legal y ético, establecer mecanismos de intercambio de muestras con otros centros investigadores de la Comunidad, así como contar con un instrumento de integración multicéntrica, multidisciplinar e intersectorial.

Al mismo tiempo, estos bancos garantizarán su categoría de centro de referencia proveedor de muestras que cumple con todos los requisitos éticos y legales, permite un cambio en la estrategia en los ensayos clínicos mediante el avance de la farmacogenómica y farmacogenética y ahorra costes al reducir el número de pacientes reclutados para los ensayos clínicos.