Los distritos de la nueva Ordenación Territorial de la Junta de Castilla y León contemplarán las decisiones relacionadas con las nuevas inversiones en camiones de basura y contenedores plásticos y soterrados; en complejos deportivos, estadios y piscinas cubiertas; bibliotecas, edificios multifuncionales, centros cívicos y centros de cultura; en municipios de menos de 5.000 habitantes, así como en oficinas de turismo y sus equipamientos. Éstos también tendrán capacidad de decisión sobre las inversiones posteriores de obras o arreglos y gastos de mantenimiento que requieran las inversiones anteriormente mencionadas, como señaló hoy el director de Ordenación del Territorio y Administración Local, Luis Miguel González Gago.

El representante de la Junta que presidió junto al presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, la segunda reunión del Grupo de Trabajo de los Distritos y Municipios celebrada en Segovia, donde se avanzaron la definición de diez materias y 54 competencias relativas al servicios públicos sectoriales.

Además también serán del ámbito de los distritos la organización de ferias comerciales mancomunadas así como su promoción en municipios de menos de 5.000 habitantes. El censo de animales de compañía, el censo de perros agresivos, la recogida y destrucción de animales de compañía muertos también serán objeto de las nuevas estructuras territoriales.

El transporte de viajeros en el ámbito del distrito, “transporte en espiral”, explicó González Gago, se considerará esencial porque al atribuir un conjunto de servicios públicos a un ámbito mancomunado “hay que tener en cuenta a la población que se va a beneficiar de esos servicios” y favorecer el acceso a ellos.

Para los municipios se han propuesto las competencias en las primeras inversiones referidas a mercados de abastos, y salas de exposiciones en municipios de más de 5.000 habitantes; recintos ganaderos municipales teatros, museos, plazas de toros, aparcamientos públicos y establecimientos turísticos complementarios de golf, esquí o balnearios en entidades de más de 1.000, así como tiendas ultramarinos, centros multiusos y teleclubs en municipios de menos de 1.000 habitantes.

Además, para todos los niveles municipales se propusieron la adopción de competencias vinculadas a micropolígonos industriales; piscinas de verano y frontones; telecentros de acceso a Internet; campings, y albergues turísticos y del Camino Santiago.