Millones de pasajeros han mostrado alivio con la noticia anunciada por el Comité Ejecutivo del sindicato USCA de no ir a la huelga durante el mes de agosto. De esta manera acaban casi dos semanas marcadas por la inquietud, el malestar y la inseguridad generada por las negociaciones entre controladores y Gobierno, enrocadas bajo la amenaza de una huelga sin fecha fija.

La OCU advierte de que, con independencia de las reivindicaciones de los trabajadores encargados del control del tráfico aéreo y de los planes del Ministerio de Fomento en relación al futuro de este colectivo, es necesario adoptar de forma definitiva una solución a este conflicto, que garantice la tranquilidad y la seguridad de los usuarios del transporte aéreo. Se hace urgente una regulación detallada del derecho de huelga en donde se definan de forma clara las obligaciones y los derechos de todos los agentes implicados en un conflicto laboral.

En este sentido, la Organización de Consumidores y Usuarios ha vuelto a solicitar a todos los grupos parlamentarios un acuerdo mayoritario para elaborar una Ley Orgánica que regule este derecho, especialmente respecto de los sectores más importantes de la actividad económica y que juegan un papel esencial para el normal desarrollo de servicios públicos y básicos para la comunidad.