La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) ha manifestado en un comunicado que ha recibido numerosas quejas de sus asociados por los «perjuicios que les ha causado el rodaje del anuncio publicitario que estos días se ha llevado a cabo en la ciudad, fundamentalmente en la Calle Real, que podrían haberse minimizado si el Ayuntamiento hubiera dialogado con el sector previamente. Entre los daños señalados por los comerciantes figuran la imposibilidad de realizar con normalidad las tareas de carga y descarga o la colocación de obstáculos en los accesos a los establecimientos», añaden

Afirman que «ni los socios ni la agrupación están en contra de la promoción de Segovia a través de películas, documentales o anuncios publicitarios, pero sí reclaman al Ayuntamiento mayor información al sector y con mayor antelación sobre fechas y localizaciones, más diálogo para establecer los horarios de rodaje que resulten menos perjudiciales, o mayor flexibilidad para la realización de labores de carga y descarga teniendo en cuenta las circunstancias singulares».

Asimismo, aseguran que se ha taponado la entrada de varios establecimientos comerciales cercanos a la Plaza de Medina del Campo, lo que ha ocasionado «un notable descenso de actividad, a lo que se sumó la suciedad que conlleva la paja y la arena con la que se ha transformado la calle»

ACS lamenta, además, «que estos inconvenientes lleguen en un momento, en pleno cambio de temporada y en el inicio del curso escolar, que suele representar para el sector un incremento de las ventas, siempre bienvenido pero ahora imprescindible, dado que la crisis que está atravesando la economía afecta de manera muy directa al comercio, que lleva varios años en un profundo bache. El periodo de rebajas estivales ha sido francamente malo, y ahora, aunque de manera puntual, se han sumado las dificultades que ha creado el rodaje citado», sentencian.