La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó este miércoles que se permitirá a los ayuntamientos más saneados solicitar créditos en 2011, para lo que se incluirán en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) del próximo año una modificación del decreto de medidas para reducir el déficit que se aprobó en mayo.

Así lo explicó en el Pleno del Congreso de los Diputados, donde explicó que para 2011 en los Presupuestos «entendemos que podemos hacer alguna limitación, alguna diferencia entre el nivel de endeudamiento que tienen los ayuntamientos».

En los PGE para 2011 se va a incluir una modificación de esa disposición del Decreto Ley «para permitir que aquellos ayuntamientos que bien están endeudadas en menor cuantía o bien porque el año que viene les corresponde una amortización, podrán endeudarse hasta el nivel que se fije».

En este sentido, indicó que si los ayuntamientos no superan un determinado nivel de endeudamiento podrán endeudarse hasta ese nivel en el año 2011. En todo caso, «ese importe no podrá ser el mismo que el límite que estaba puesto, porque hay que seguir dando señales de que ese endeudamiento se va a reducir».

La ministra indicó que «creo poder decir que el porcentaje en el que estamos pensando oscila alrededor del 75%, eso permite que más de las tres cuartas partes de los ayuntamientos tendrán capacidad de endeudarse para acometer inversiones en el año próximo».

Salgado dijo que hay una «gran variabilidad entre los porcentajes de endeudamiento de nuestros ayuntamientos», y apuntó que hay desde quienes tienen un 7% hasta quienes superan con mucho el 100%.

La titular de Economía recordó que «seguimos estando obligados» a reducir el gasto, y que «las cuentas de los Presupuestos y los importes de cada capítulo son los que son, y hay que abordar cuestiones que para el Gobierno también han supuesto un gran esfuerzo y hubiéramos deseado no hacer algunos recortes».