Lo que empezó como un mal invierno se alargó a una mala temporada y lleva camino de ser un mal año. Los comerciantes segovianos, que tenían muchas esperanzas puestas en salvar la temporada con las rebajas de agosto han visto su gozo en un pozo al hacer cuentas. La Agrupación de Comerciantes Segovianos (ACS) ha realizado un sondeo entre sus asociados para valorar el resultado de la campaña de rebajas y los resultado no son nada buenos.

El 59% de los empresarios manifiesta que ha tenido unas ventas inferiores a las realizadas en el mismo periodo de 2009; de estos el 80% han tenido unas disminuciones que oscilan entre el 5 y el 20% y el 20% de los comerciantes encuestados ha experimentado una bajada en sus ventas que varía entre un 30 y un 35%.

El 23% de los comerciantes encuestados asegura que ha vendido igual que en la misma temporada del año precedente. Interpretándolo unos, el 12,5%, como malo por haber tenido en el 2009 una caída importante de ventas; el 75% interpreta este hecho como regular al no haber tenido un descenso de ventas importante en el 2009, e incluso un 12,5% lo interpreta como positivo.

Un 18% de los encuestados está satisfecho con el resultado de la campaña, pues sus ventas se han incrementado entre un 10 y un 20%, en comparación con el 2009.

Un análisis compartido por la mayor parte del sector coincide en señalar que la situación económica ha repercutido en un descenso del consumo por parte de los consumidores y no ven un horizonte claro de mejoría.

El sector del comercio en Segovia cuenta con 3.285 locales, da empleo a 5.757 trabajadores por cuenta ajena y 2.935 autónomos.