‘Lo siento mucho, me he equivocado, no volverá a ocurrir’. Son las palabras del día, las de arrepentimiento del Rey Don Juan Carlos a la salida del Hospital USP San José, donde fue operado de la cadera tras sufrir una caída en el polémico viaje de caza en África el pasado viernes.

Don Juan Carlos señaló al recibir el alta hospitalaria que se encuentra «mucho mejor» y agradeció al equipo médico y a la clínica el trato recibido. El jefe de Estado añadió que «estoy deseando retomar mis obligaciones» y también tuvo palabras para los medios de comunicación, a quienes agradeció «el interés mostrado» durante estos días y «por estar aquí tanto tiempo».

El monarca sufrió una fractura en tres fragmentos de la cadera derecha, asociada a artrosis de dicha articulación, según informaron fuentes de la Casa Real, y para lo que se realizó una reconstucción de los fragmentos de la estructura demoral, colocándose en el mismo acto quirúrgico una prótesis de cadera.

El hecho sucedió en un viaje privado a Botsuana (África) al que fue invitado para cazar elefantes y que ha creado el levantamiento de las voces de partidos políticos, como el PSOE, o de organizaciones en defensa de los animales como la de WWF, de la que Don Juan Carlos es presidente de honor, y que según recogían diferentes medios, está planteándose desnombrar al monarca por el suceso en África.