Algunas carnicerías y restaurantes segovianos ofrecen ya cuartos de cordero amparados bajo la nueva marca de garantía Segolechal, puesta en marcha por un grupo de productores y comercializadores para diferenciar el producto autóctono de las abundantes importaciones que se utilizan en el mercado.

De este modo arranca ya la campaña de comercialización puesta en marcha el año pasado por la asociación Segolechal, que confían en que poco a poco se puedan comercializar más de 300.000 corderos al año calificados bajo la nueva marca.

Aunque todavía son pocos los establecimientos que cuentan con corderos con el nuevo marchamo, en las próximas semanas se generalizará al incrementarse la producción, especialmente de cara a las próximas navidades, explicaron fuentes de la asociación.

Por el momento, los corderos acogidos a esta marca de calidad lucen una vitola que tiene carácter provisional. Una vez que se decida el logotipo definitivo, a los cuartos de Segolechal se les incorporará el nuevo sello. Para ello, Segolechal puso en marcha un concurso de imágenes. Los 20 preseleccionados se encuentran expuestos en la sede de la Cámara de Comercio, donde los propios segovianos pueden colaborar votando su logo preferido.

El presidente de Segolechal, Fernando Domingo, recordó que la asociación agrupa actualmente a 224 ganaderos con explotaciones distribuidas por toda la provincia y que reúnen un censo de 143.000 ovejas encuadradas en distintas ADS (agrupaciones de defensa sanitaria). El objetivo de la asociación es salvaguardar la calidad y características propias del cordero producido en la provincia de Segovia, cuyo terreno abrupto genera un tipo de pasto mucho más apropiado para las razas cárnicas que se crían en esta zona, frente a otras provincias.

Los integrantes de Segolechal anunciaron también que sus productos estarán amparados bajo la marca ‘Tierra de Sabor’, puesta en marcha por la Consejería de Agricultura y Ganadería.