La Agencia de Protección Civil ha alertado sobre la posibilidad de nevadas en todas las provincias de la región, especialmente a partir del próximo miércoles, 16 diciembre, cuando está previsto que la cota de nieve descienda hasta 200-400 metros en la mitad norte de Castilla y León y entre 500-700 metros en la mitad Sur.

Ante esta situación ha lanzado una serie de recomendaciones, entre ellas evitar los desplazamientos por carretera salvo en aquellas situaciones de absoluta necesidad.

Para aquellos que tengan que realizar desplazamientos se recomienda informarse con anterioridad del estado de las carreteras y de la previsión meteorológica en los portales web del Servicio de Emergencias Castilla y León 112  y de Meteorología de la Junta de Castilla y León.

Además “es fundamental llenar el depósito de combustible, llevar ropa de abrigo y cadenas y un teléfono móvil con la batería cargada”. En caso de emergencia, contactar con el teléfono 112.

Asimismo, desde la Agencia de Protección Civil y Consumo desaconseja para las próximas horas la práctica de cualquier actividad al aire libre que implique la circulación o travesía por zonas de montaña.