Tras el éxito de las imágenes 3D en las salas de cine, la tecnología de la imagen en 3 dimensiones llega a nuestros hogares, de la mano de los televisores 3D. Tras diversos intentos fallidos, esta vez la industria se dispone a hacer llegar la imagen tridimensional al salón de casa.

Diversos fabricantes como Sony, Panasonic, Samsung, LG o JVC, han presentado ya modelos de televisores capaces de soportar imágenes en 3D. Otros, como Acer o nVidia han desarrollado la tecnología 3D para su aplicación en los ordenadores domésticos. Y recientemente se ha aprobado el estándar Blu-ray 3D que permitirá ver películas tridimensionales mediante reproductores compatibles. Incluso la videoconsola Playstation 3 podrá reproducir este formato mediante actualización del firmware.

 

Particularidades de la tecnología 3D

La tecnología 3D se basa en el principio de visión humana estereoscópica por la que los ojos, al estar separados por unos centímetros, reciben cada uno una imagen ligeramente diferente. Estas imágenes son unidas por el cerebro, quien da además la impresión de profundidad.

Aplicando este principio al televisor, éste emite dos imágenes idénticas pero ligeramente separadas, el uso de unas gafas estereoscópicas permite que se juntan en nuestro cerebro, dando a la imagen final una sensación de relieve.

Además de las anteriormente citadas gafas, la pantalla debe funcionar a una frecuencia de 120 hercios o superior, debido a que por lo común las televisiones suelen tener una frecuencia de 60 hercios, por lo que para poder emitir en 3D se necesita el doble, es decir: 60 hercios para cada ojo.

Los televisores 3D, en la práctica

En la feria IFA de Berlin se presentaron los últimos modelos de televisores 3D. Expertos de la OCU tuvieron entonces ocasión de probar cómo se ve la imagen tridimensional en un televisor, y éste fue su veredicto.

* Efectivamente, los televisores con esta tecnología.

* El resultado de la imagen 3D es muy satisfactorio a la hora de ver videojuegos o imágenes hechas por ordenador, pero dejaban algo que desear con imágenes reales, donde el efecto quedaba un poco “artificial”. Es preciso mejorar el realismo del efecto 3D.

* El visionado del televisor con las gafas estereoscópicas durante un tiempo prolongado puede resultar molesto para los usuarios.

* Las personas con problemas de visión (como ojo vago, estrabismo o visión en un solo ojo) probablemente no podrán ver estas imágenes en 3D. A otras personas la imágenes en televisor 3D podrían provocarles mareos y dolor de cabeza. Si tiene algún problema de visión, le recomendamos que consulte antes a un oftalmólogo para ver si podemos tener algún problema.

 

¿Cuál es el futuro de nuestros televisores con esta tecnología?

En definitiva, aunque todavía parece un poco lejos poder ver contenidos televisivos o películas en casa en 3D, todo parece indicar que la tecnología en tres dimensiones se impondrá definitivamente.

Sony, el fabricante más adelantado en este terreno, estima que para el año 2012 la mitad de los televisores que venda incorporarán la tecnología 3D.