La Comisión de Seguimiento del Convenio para la Conservación y Reparación de Iglesias y Ermitas de la Provincia se ha reunido bajo la presidencia del delegado territorial Luciano Municio, y con la presencia, entre otros, del presidente de la Diputación Provincial, Javier Santamaría, del obispo de Segovia, Ángel Rubio, y del delegado de Patrimonio del Obispado, Miguel Ángel Barbado.

El convenio de colaboración, que periódicamente suscriben la Consejería de Fomento de la Junta, la Diputación Provincial de Segovia y el Obispado de Segovia, para la conservación y reparación de iglesias y ermitas en nuestra provincia, tiene como objetivo la realización de obras necesarias para la conservación de aquellos templos, en función de su estado de mantenimiento y de la gravedad de los daños que sufran, que forman parte de nuestro patrimonio histórico pero no disponen de la condición de Bien de Interés Cultural.

De acuerdo con el convenio son los Obispados las instituciones a las que corresponde la redacción de los proyectos, contratación y gestión de las obras.

La aportación de la Consejería de Fomento para la rehabilitación de iglesias y ermitas de la diócesis de Segovia asciende a 90.000 euros. La inversión tanto de la Diputación Provincial como del Obispado de Segovia es idéntica a la aportada por la Junta de Castilla y León.

En la reunión se han aprobado las propuestas de intervención, con cargo al Convenio vigente, en iglesias de la provincia. En concreto, la Comisión autoriza ejecutar trabajos de restauración en las iglesias de Olombrada, Castroserna de Arriba (Prádena), Caserío de San José (Valtiendas), Escalona del Prado, El Guijar (Valdevacas y Guijar), Moraleja de Coca (Nava de la Asunción), Cuéllar y Arevalillo de Cega. En total, la inversión a realizar alcanza los 270.000 euros.