El vitralista segoviano y Premio Castilla y León de Restauración Carlos Muñoz de Pablos será el responsable de la restauración de las 120 vidrieras de la Catedral de Segovia, según anunció hoy el presidente del cabildo y deán de la seo, Ángel García Rivilla. Ambos participaron en la firma del acuerdo para acometer la reforma de las vidrieras de la Catedral segoviana en un contrato que tendrán un plazo de ocho años de duración.

Muñoz de Pablos se ha referido al valor histórico de los objetos a tratar, y a los problemas que supone el nuevo encargo que ha asumido, de modo que calificó al conjunto de vidrieras como “las más importantes de Europa, puesto que conservan en su integridad la colección de vidriera flamenca del siglo XVI más singular, con piezas realizadas entre 1539 y 1544 en las que intervinierón Pierre de Holanda, Pierre de Chiberry, Walter de Roch, Nicolás de Holanda y Nicolás de Vergara». También recordó algunos de los acontecimientos que han ocurrido y que han afectado a la Catedral como un ciclón al principio del siglo pasado, y los desperfectos ocasionados con el paso del tiempo.

Muñoz de Pablos añadió que la intervención también se extenderá a las vidrieras incoloras instaladas en el presbiterio y en otras zonas del templo que se incorporaron en el siglo XVIII “con el fin de dotar de más luz a las distintas capillas y estancias”. Igualmente apuntó que su trabajo, en el que estará acompañado por sus hijos también vitralistas, se complementará con acciones divulgativas que acerquen al público el conocimiento de las vidrieras, a través de exposiciones temporales.

Por su parte el representante del Cabildo recordó que será esta institución la que sufragará íntegramente el coste de las obras de restauración, aunque anunció que se pondrán en contacto con organismos privados y públicos para “recabar su apoyo” en el patrocinio de los trabajos.