Más de un centenar de obras (pintura, escultura, dibujo, estampa, cerámica, libros, fotografía, etc.), cuya cronología abarca desde el siglo XV hasta mediados del siglo pasado, podrán visitarse hasta el 16 de marzo en las salas del Torreón de Lozoya. Artistas como Emiliano Barral, Aniceto Marinas, Eduardo Vicente, Ignacio Zuloaga, Aurelio García Lesmes y Gustave Doré estarán representados a través de la selección artística que ha realizado la Fundación Caja Segovia.

El legado artístico está constituido por un total de 3.396 obras de arte de muy diferente signo: pinturas, esculturas, estampas, monedas, vidrios, dibujos, mobiliario, cerámica, libros, fotografías, tapices, porcelanas, etc., destacando, por su elevada cuantía -1.853 piezas-, la producción de artistas contemporáneos fundamentalmente segovianos, que contaron con el apoyo de la Entidad, tanto a través de adquisiciones como de exposiciones y otras iniciativas, lo que hizo de ella el principal mecenas de nuestros creadores durante el siglo XX.

Buena parte de estos artistas se encuentran hoy en activo, exponiéndose periódicamente sus obras tanto en el Torreón de Lozoya como en otras salas de la ciudad y provincia, de ahí que la Fundación Caja Segovia, queriendo mostrar una parte significativa de esta colección –el número de obras que integrará la exposición superará el centenar-, haya preferido optar por hacer visible la obra de artistas ya desaparecidos, dado que ésta ha estado ubicada en lugares poco accesibles para el público en general como las dependencias no visitables del Torreón de Lozoya, despachos, salas de reuniones y almacenes, abarcando un periodo cronológico que comprende desde el siglo XV hasta mediados del XX.

El objetivo de la exposición es dar a conocer una parte significativa del patrimonio de la Fundación y ofrecer al goce sensitivo una serie de piezas artísticas destacadas del mismo, además de proponer un recorrido temático en el que se muestra al visitante las diferentes posiciones intelectuales y estéticas que han mantenido los artistas representados en la exposición a lo largo de siglos.