El Sinodal de Aguilafuente (Segovia) es el primer libro impreso de España y aún no se reconoce la importancia que devenga este hecho a través del cuál se introduzco la imprenta a nuestro país. Al menos eso es lo que opina el presidente de la Asociación Sinodal de Aguilafuente, Fermín de los Reyes, quien aboga por la creación de una ruta de recreaciones históricas por Castilla y León para promover el conocimiento cultural de hechos relevantes en la región.

A su juicio, no solo se trata de fomentar la cultura sino aprovechar su impulso como motor económico para el turismo y el sector servicios en general. De ahí, que aparte de celebrar el éxito de la serie ‘Isabel’ de TVE y sus consecuencias para el turismo en la región, eche en falta referencias sobre la imprenta introducida durante la estancia de Enrique IV en Segovia y la afición de la reina Isabel a la lectura.

La asociación que presides se remonta a un hecho histórico de 1472 y que ha marcado la Historia. ¿Crees que se reconoce con la importancia que merece?

Todavía no se reconoce lo suficiente, se trata de la llegada de la imprenta a España por Segovia y apenas hay rastro de ello en la ciudad. Aguilafuente está empeñada en que tanto Segovia como el resto de Castilla y León asuma este acontecimiento como uno de los más importantes de su historia. El Sinodal surgió a partir de la publicación del facsímil del libro por el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua (su primera publicación), que también organizó una exposición sobre Juan Párix, el primer impresor en España, por lo que en este ámbito se reconoce la importancia. También en Aguilafuente el apoyo del Ayuntamiento es máximo y en Segovia, en el ámbito institucional, contamos con el de la Diputación, lo que significa su reconocimiento. Con todo, nos está costando, mucha gente nos dice que parece increíble que no se difunda más y por ello tenemos que seguir insistiendo.

 

¿El objetivo de la asociación está relacionado con explotar económicamente este hecho? ¿Aparte del conocimiento cultural, es una opción que se contempla? ¿A través de qué acciones?

El objetivo inicial es el de la divulgación cultural, aunque también está el de fomentar el turismo en Aguilafuente no solo los días del Sinodal, sino a lo largo del año. Contamos con dos museos, la iglesia donde se celebró el Sínodo, otra iglesia románico-gótica, aparte de restos del palacio del Marqués de Aguilafuente y, desde luego, con un entorno natural extraordinario. Se han creado casas rurales, un albergue y se van a realizar rutas por el pinar, es importante que los visitantes descubran la villa y su entorno, para lo cual deberían pernoctar allí.

 

¿Son los acontecimientos históricos de nuestro país una variedad que queda por explotar de cara al turismo y como motor económico?

El turismo cultural es un hecho, pero está por desarrollarse y las recreaciones históricas pueden ayudar a fomentar las visitas a los lugares y a sus zonas de influencia, y le dan un valor añadido. La afluencia de visitantes propicia el desarrollo del sector servicios y también da mayor visibilidad a las poblaciones, lo que sin duda es un buen combustible para el motor económico.

 

El éxito de la serie Isabel de TVE ha propiciado la creación de rutas turísticas para fomentar el sector. ¿Cree que perdurarán o serán efímeras?

La televisión es muy útil y da una difusión increíble que hay que aprovechar. Espero que las rutas perduren y que no se queden como una estela de la serie televisiva. Hace años se escenificó en Segovia la proclamación de la reina Isabel y no se ha vuelto a hacer, supongo que por falta de presupuesto; pero a veces no hace falta mucho presupuesto para hacer cosas de calidad. En general, es una buena noticia y habría que potenciar las rutas históricas, pues le da más sentido a las visitas, cada vez más exigentes desde el punto de vista cultural.

 

¿Es una fuente de ánimo para avanzar en vuestros objetivos?

La divulgación cultural, el hecho de que se valore la historia siempre es un acicate. Es una lástima que en la serie de televisión no se haya hecho alguna alusión a la imprenta, pues se introdujo cuando Enrique IV estaba en Segovia y, además, la reina Isabel era una gran lectora y bibliófila. Pero seguiremos con nuestros objetivos hasta que se vea como uno de los hitos de nuestra historia y no tengamos que llamar la atención sobre ello.

 

En el I Encuentro de Organizadores y Profesionales de Recreaciones Históricas de Castilla y León se abogará por la creación de una red de recreaciones históricas en la región. ¿Qué objetivos tendría la red?

Hasta ahora las representaciones se hacen en cada localidad sin mirar a las otras, de forma aislada. Tenemos que conseguir crear una ruta coordinada para que los visitantes tengan conciencia de que hay muchas de calidad y que les estimule a ir conociéndolas todas a lo largo del año. Queremos que se “coleccionen” recreaciones y que unas apoyen a las otras.

 

¿Se ha diseñado a priori una ruta de recreaciones por la Comunidad?

Estamos en ello y será uno de los resultados del Encuentro de Simancas, puesto que hay que valorar la calidad de las recreaciones, lo que está haciendo el Grupo de investigación dirigido por el profesor Carlos Belloso. Es importante una buena ruta con un calendario fijo para que el turista sepa con claridad dónde y cuándo tiene que acudir, qué tiene que ver y, por supuesto, disfrutar de la localidad y de su entorno.

 

¿Con qué otras asociaciones de características similares contaríais para este trabajo?

Hay una diversidad de organizadores, pues algunos son institucionales, como los ayuntamientos, mientras que en otros casos asociaciones. En nuestro caso también organiza el Ayuntamiento, así que puede haber relaciones institucionales a distintos niveles. Algunos tuvimos la oportunidad de conocernos el año pasado en la Universidad Europea “Miguel de Cervantes”, en el Encuentro nos conoceremos muchos, intentaremos ponernos al día y, sobre todo, aprender de los demás.

 

¿Cómo sería? ¿Por qué lugares podría pasar y qué hechos recogería?

Tendría que representar diversos y variados acontecimientos históricos, contar con unos mínimos de calidad y también que estén representadas las distintas provincias de Castilla y León. No puedo, ni debo, dar nombres, puesto que es algo que corresponde más al equipo del profesor Belloso, pero sin duda debe estar Aguilafuente con el Sinodal.

 

¿Hay alguna fórmula pensada para su organización? Algún tipo de órgano, directiva….

Se puede crear una federación o un grupo de trabajo en que estén representados los organizadores de las recreaciones, junto con alguien del Grupo de investigación que dirige Carlos Belloso. Eso sí, debe ser ágil y con unos objetivos bien definidos para tener más fuerza ante las instituciones.

 

¿Existen relaciones con instituciones para poner en marcha la iniciativa?

Me consta que el profesor Belloso está realizando gestiones, nosotros estamos en contacto con la Diputación de Segovia, que es la institución que más nos está apoyando, además de con el Instituto Castellano y Leonés de la Lengua. Pero primero hemos de plantear una propuesta coordinada, que ha de salir del Encuentro.

 

¿Cómo se podría abordar su financiación?

No siempre lo más importante es la financiación, lo es más que las instituciones nos tengan en cuenta a la hora de realizar sus acciones de promoción turística en ferias y otros eventos, o a través de sus medios de difusión, folletería, etc. En definitiva, la acción coordinada y que todos crean en este proyecto. Como he dicho a más de un cargo político, a veces necesitamos más “cariño” que dinero.

 

Entre el debate que se creará en el encuentro de Simancas debatiréis acerca de recrear los hechos históricos. ¿Se falta a menudo al rigor en las interpretaciones que tienen un fin comercial?

Esta es una de las claves, lo que se está investigando. No sirve ponerse unos disfraces y representar lo que a uno se le ocurra. Es cierto que no todos los acontecimientos históricos están bien documentados, algunos incluso son muy generales y pudieron ocurrir en cualquier población, pero lo que hay que intentar es cumplir con unos mínimos requisitos. Por otro lado está la parte emocional, el hecho de que un nutrido grupo de personas se organice y sea capaz de dedicar tiempo y esfuerzo para recrear un trozo de su historia, es un capital muy importante para los municipios.

 

¿Qué valores deben prevalecer? ¿Cuáles son los requisitos de calidad que deben mantener los eventos?

Es importante que el acontecimiento histórico esté documentado, que tenga cierta trascendencia, que se represente de una forma fiel y no anacrónica, que haya una organización coordinada de los eventos, que tenga un calendario fijo, que haya actividades complementarias, que tenga la correcta difusión… El Encuentro también será útil para aprender y conocer lo que hacen bien los demás y en qué tenemos que mejorar.