El proyecto tiene como objetivo la recuperación de la práctica tradicional de la trashumancia y buscar sustento para el ganado ahora que los pastos de La Serena comienzan a estar secos. El director técnico de la DOP Queso de la Serena, Antero Manuel Murillo, explicó que esta experiencia pretende reivindicar el papel de una raza autóctona como la oveja merina, que desde tiempo inmemorial ha protagonizado la trashumancia desde Extremadura al norte de España, proporcionando sustento al hombre con su lana, la carne y la leche con la que se elaboran sus afamadas tortas de queso. Por este motivo, el consejo regulador de esta denominación de origen organizará el domingo, a partir de las 11.00 de la mañana, una degustación popular y gratuita de Torta de la Serena a la que están invitados todos los vecinos de Segovia y los turistas que deseen asistir.

El rebaño trashumante de 2.200 ovejas merinas inscritas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Queso de La Serena partió el 13 de junio de Extremadura y ya ha atravesado las provincias de Badajoz, Cáceres, Toledo y Ávila. En los próximos días abandonará las tierras segovianas y se adentrará en la provincia de Burgos. El trayecto de esta ruta finalizará hacia mediados del mes de julio en el municipio burgalés de Tolbaños de Arriba, después de 35 días de trashumancia por seis provincias, tres cañadas reales distintas y un recorrido de casi 600 kilómetros.