Las matriculaciones de turismos y todoterrenos registraron un descenso del 13,9% en la provincia de Segovia en 2010, hasta situarse en 2.443 vehículos vendidos, según datos de la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (GANVAM). En total, en España las ventas de coches crecieron un 3,1% durante el pasado año, contabilizando 982.015 unidades vendidas.

Este descenso de las compras de vehículos en Segovia se debió, principalmente, a la bajada de las ventas de turismos, que cayeron un 18%, sumando un total de 2.128 unidades vendidas. Por su parte, las adquisiciones de todoterrenos crecieron un 28,6%, con 315 matriculaciones en 2010.

Por provincias, Segovia concentró el 6% de las ventas registradas en la región. Valladolid, León y Burgos fueron las provincias con mayor número de matriculaciones.

 

Castilla y León, la cuarta comunidad donde más cayeron las ventas

En el conjunto del territorio nacional Castilla y León fue, con una caída del 14,1%, la cuarta comunidad donde más cayeron las ventas en 2010, con un total de 40.796 unidades vendidas. Con ello, la región concentra un 4,1% de las matriculaciones nacionales.

La comunidad que más cayó en 2010 fue Asturias que, con 17.883 unidades, registró una contracción del 22,4%, seguida de Navarra (-16,2%). Por debajo, se situaron las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla (-15,7%) y Castilla y León (-14,1%), Galicia (-12,7%), Aragón (-11,5%), Cantabria (-10,6%), País Vasco (-9,4%), La Rioja (-7,5%), Extremadura (-7%), Andalucía (-4,5%) y Murcia (-0,2%).

Entre las que crecieron en ventas se encuentra la Comunidad de Madrid y Baleares, que registraron un incremento del 21,6% y del 16,6%, respectivamente. Le sigue Canarias (+12%), Cataluña (+4,7%) y la Comunidad Valenciana (+3,1%).

 

Peugeot, Renault y Volkswagen, las más vendidas en Segovia

En relación a las marcas más vendidas en Segovia en 2010, encabeza el ranking de matriculaciones Peugeot, con 228 matriculaciones, seguida de las firmas Renault y Volkswagen, con 226 y 205 unidades vendidas. Las marcas Seat, con 200 unidades y Ford, con 196 vendidas, fueron también representativas el pasado año, ocupando el cuarto y quinto puesto entre las más demandadas en la provincia. Le siguen en volumen Citroën y Toyota, con 185 y 165 unidades, seguidas de Opel (154), Audi (118) y Skoda (104).

 

Uno de los peores años para la automoción

Por su parte, el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, ha afirmado que el ejercicio 2010 pasará a los anales como uno de los peores años de la historia de la automoción española, con un nivel de matriculaciones por debajo del millón de unidades y lejos de los 1,2 millones en que debería situarse para garantizar un mercado saneado acorde con la estructura de ventas existente.

Sánchez Torres afirmó que 2010 se despide con un “amargo sabor de boca” para los vendedores que han visto cómo después de “financiar” las ayudas del Plan 2000E, el Ministerio de Industria denegaba en la recta final de este año los más de dos millones de euros adelantados correspondientes a cerca de 4.500 operaciones de compra-venta, que no pudieron subirse al SIT, el sistema informático que gestiona las ayudas, debido al bloqueo del mismo.

Asimismo, a esta sensación agridulce ha contribuido el hecho de que en el segundo semestre el mercado perdiera el impulso ganado en la primera mitad del año debido al fin del Plan 2000E y la subida de dos puntos del IVA. Su confluencia en el tiempo provocó un encarecimiento de los vehículos de hasta 2.500 euros, lo que tuvo un efecto directo sobre los consumidores, motivando el desplome de las ventas de particulares, y obligando al sector a lanzar promociones sin precedentes.

 

Malo para los vendedores, bueno para los compradores

Por este motivo, explican, “lo que ha sido malo para los vendedores, con niveles de rentabilidad prácticamente en cero, no lo está siendo tanto para los compradores” que gracias a las promociones que vienen aplicando las redes de distribución a través de atractivos descuentos, mayores garantías y planes genéricos de ayudas o achatarramiento similares al extinto Prever, pueden acceder a un vehículo en mejores condiciones de precio que hace dos años.

Sánchez Torres aprovechó este mensaje para insistir en que la “cuesta de enero” será particularmente dura y larga para el sector de la distribución si la economía no recupera el pulso este año como está previsto. En el actualidad el 84% de estas redes está integrada por empresas de pequeña dimensión, las cuales carecen de músculo financiero para afrontar nuevas caídas de ventas como las vividas en la última mitad del año.

Desde que estallara la crisis hace ya casi tres años se han perdido más de 30.000 empleos en las redes de distribución y destruido más de un millar de pymes distribuidoras de vehículos. Las previsiones apuntan a que las ventas de turismos se situarán por debajo de las 900.000 unidades al cierre de 2011, lo que significa retroceder a niveles de principios de los años noventa.