Para Rodríguez, muchos casos no pueden ser considerados accidentes ya que interfieren factores como el consumo de drogas o alcohol, una de las causas que más problemas ocasiona al volante, y que según la presidenta de la Asociación hay que evitar desde jóvenes. Así, señala, se evitaría la impotencia que sufren tantas familias rotas por dichos accidentes, la misma que según asegura, siente con las leyes viales “que protegen más al que ha cometido el delito”.

 

¿Cómo reúnes fuerzas para encaminarse en este proyecto?

Las fuerzas me las da mi hija Lola y mi pequeña Andrea. Cuando te sucede algo así, no quieres seguir viviendo, ni sabes como seguir, llega un día en que tienes que plantearte, si vivir o morir. Y miras a tu alrededor y te das cuenta de que no estás sola y te guste o no, no puedes morirte. Tienes que seguir viviendo. Mi hija pequeña me dijo que encontrara la manera de continuar, que luchara por Lola y siguiera siendo su mami luchadora que ella me necesitaba.

Así pues busque la manera, ya que tengo que levantarme todos los días, lo haré luchando para evitar más vidas rotas, al lado de Lola y mi pequeña Andrea.

 

¿Con qué objetivos nace la asociación?

La Asociación nace con el objetivo de proteger la vida de las personas como valor esencial. Nuestros esfuerzos se destinarán a concienciar a la sociedad sobre la necesidad de respetar las normas de tráfico. La Seguridad Vial debe ser un asunto prioritario y de todos, no estamos hablando de una cuestión sectorial, sino que nos debe preocupar a todos. Todos somos conductores, ciclistas, peatones.

La concienciación y la sensibilización son nuestros objetivos, trasladárselos a la ciudadanía para minimizar los riesgos que supone la conducción. Estamos seguros que lo más importante en este tema es la prevención, y el respeto de las normas por parte de los conductores.

 

¿En qué acciones se van a materializar?

Vamos a desarrollar programas de concienciación dirigidos a los jóvenes. Es importante que desde pequeños se conciencien de la importancia de respetar las normas de Seguridad Vial. El éxito de este proyecto dependerá en gran medida de la capacidad que tengamos de trasladar el mensaje a los más jóvenes.

Por otro lado, también estamos en disposición por las personas que integran la Asociación de orientar a nivel legal las consultas que podamos recibir, de forma que las personas que hayan sufrido las consecuencias de un accidente de tráfico sepan qué derechos tienen y cómo ejercitarlos.

 

¿Quién compone la asociación?

La asociación se compone por una Junta Directiva, formada por un presidente, un vicepresidente, 7 vocales, y por voluntarios, que consideramos lo más valioso de la asociación. Son alrededor de 50 personas, en su mayoría con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años, por lo que contamos con una masa social muy joven, que es capaz de conectar muy bien en charlas de concienciación con las personas a las que principalmente nos queremos dirigir.

Además, uno de nuestros proyectos consiste en llegar a acuerdos de colaboración con Universidades de Psicología para que nos puedan proporcionar a profesionales.

 

¿Hay colaboraciones con otras asociaciones, ONG o colectivos para crear sinergias? ¿Os apoyan institucionalmente?

Tuvimos oportunidad de asistir, en periodo de constitución, al Foro que anualmente organiza la Asociación STOP Accidentes, en el que participaron representantes de otras asociaciones como AESLEME, ASPAYM MADRID, PAT-APAT Y FEDACE, escuchamos atentamente sus proyectos y nos gustaría colaborar en un futuro en proyectos comunes.

En estos momentos contamos con el gran apoyo de Ayuntamiento del Real Sito de San Ildefonso. También ha mostrado mucho interés el Ayuntamiento de Segovia, y concretamente la Concejalía de Servicios Sociales, Sanidad y Consumo. Además ,estamos elaborando proyectos que serán presentados a obras sociales de diferentes entidades esperando que éstas se impliquen y participen con nuestra asociación.

 

¿Cuáles son los tipos de accidentes más comunes en la provincia? ¿Cuáles son los puntos negros en la provincia?

Según las cifras publicadas por la Dirección General de Tráfico se establece que los factores concurrentes son la velocidad, el alcohol, las distracciones, las infracciones y la no utilización del cinturón de seguridad y el casco. Por otro lado, la DGT establece como puntos negros en la provincia de Segovia los siguientes: N-VI km. 59,8, N-110 km.118,6 y N-110 km. 202,7 que así aparecen publicados en su página web.

 

¿Qué se podría hacer para evitarlos?

Entendemos que sería necesario realizar un análisis pormenorizado de las causas que motivan la concentración de accidentes en cada punto negro, para realizar un planeamiento adecuado de la vía. No obstante, es imprescindible que el conductor respete la señalización extremando la precaución en ese tramo.

 

¿Por qué están “mal llamados” los accidentes de tráfico como aseguras en el perfil de facebook de la asociación?

La definición de accidente supone en sí misma imprevisión, sin embargo, en muchos casos hay conductas por partes de los conductores tales como el exceso de velocidad, la ingesta de alcohol, las distracciones e infracciones que no son conductas imprevisibles sino totalmente evitables, por lo que no podrían ser denominados accidentes.

 

¿Son los jóvenes un sector más expuesto al peligro?

Tenemos conocimiento por estudios, como el elaborado por la Fundación MAPFRE “Jóvenes y hábitos en la conducción” ,que se trata de un colectivo con mayor riesgo de accidentabilidad, especialmente hasta que transcurren dos años desde la obtención del permiso de conducir.

 

¿Está la sociedad concienciada de los peligros reales al volante? ¿Crees que las campañas publicitarias y advertencias son suficientes?

Consideramos que el grado de concienciación de la población ha ido en aumento, pero todavía no es suficiente por ello es necesario continuar con esta labor de concienciación, que es la de todos.

Las campañas publicitarias causan un gran impacto durante su emisión y puntualmente cumplen su cometido, pero es necesaria una educación vial continua.

 

¿Por dónde habría que encaminar las acciones para reducir los accidentes en las carreteras o los grados de mortalidad?

Habría que comenzar por tener un mayor respeto y cumplimiento de la normativa de tráfico, evitando las situaciones de riesgo que provocan los factores anteriormente identificados.

También es necesario incrementar las penas privativas de libertad y la cuantía de las sanciones administrativas.

 

¿La sociedad es consciente del daño que puede llegar a ocasionar conductas temerarias al volante?

En este sentido, es necesaria una mayor sensibilización de la sociedad ya que al adoptar este tipo de conductas temerarias, se provocan daños irreparables a las víctimas y a sus familias.

 

¿Qué os queda a las familias después de sufrir una situación tan dramática?

Si te refieres a los sentimientos. Un gran vacio. Desolación, negación de lo ocurrido, desamparo, rabia, impotencia, etc. Las leyes viales no te amparan y te das cuenta de que protegen más al que ha cometido el delito, es una desolación y una impotencia total.