Un año más las brujas y brujos de las localidades cercanas a la sierra del Madero se reúnen en Muro (Soria) para celebrar su aquelarre. En un ambiente medieval, muy lejos de la fiesta anglosajona de Halloween y en lo más alto de la localidad, en las ruinas del castillo, se recupera una de las historias que el escritor José Hernández relató al describir a los habitantes de Muro como gente supersticiosa que da la bienvenida a las brujas de los alrededores.

Son muchos los relatos que hablan de la existencia de sucesos y personajes extraños en la comarca y que en ciertas ocasiones se han relacionado con el mundo de la brujería. Por este motivo, la Asociación Amigos de Muro ha organizado en esta ocasión un programa más amplio que en los tres años anteriores, “destinado al entretenimiento de grandes y pequeños, para los que se deciden a caracterizarse de bujas y brujos y para los turistas que viven la tradición desde fuera”, dice el presidente del colectivo Emilio Martínez.

Martínez recuerda que no podía faltar la Bruja Comeniños para los más pequeños y la reunión de brujas y brujos para los adultos con la presencia de la Zangarriana. “La procesión de las almas termina con la degustación de las pócimas que han preparado cada una de las peñas, la gente del pueblo se vuelca al cien por cien en esta tradición”. El aquelarre y la danza ceremonial en el Castillo son los pasos previos al banquete brujeril. La jornada termina con un imprevisible festival musical.

Los organizadores cuentan con la colaboración de la Asociación de Artes Escénicas de Soria a través de las agrupaciones de Teatro Pillo y Juglaresca y este año, como novedad, está presente la agrupación Os Diaples da Verba que realiza las representaciones de las Brujas de Trasmoz en la localidad situada en la vertiente aragonesa del Moncayo, y que se encargan de amenizar la procesión de almas y la degustación de pócimas, informa Ical.

Martínez recuerda que “desde 1996, cuando realizamos por primera vez esta actividad, cada año hemos ido creciendo en espectadores y en actores que participan activamente en el desarrollo de la misma, disfrazándose de brujas y brujos al estilo medieval, reivindicando los ritos, leyendas y tradiciones populares frente a la fiesta anglosajona mediática y comercial de Halloween”. La página Web de la asociación ha recibido más de 4.000 visitas en un mes.