El Ministerio de Fomento pondrá en marcha la nueva variante de población construida en la carretera N-110 a su paso por la localidad de Ayllón, donde se han invertido más de 13 millones de euros.

La puesta en servicio será efectiva de forma oficial hoy con la presencia del delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo; el secretario regional del PSOE, Óscar López y el delegado territorial de la Junta en Segovia, Luciano Municio; entre otras autoridades. 

Las obras han sido ejecutadas por la empresa constructora Comsa, que ha realizado el proyecto en los últimos 23 meses. La variante tiene una longitud de 4,783 kilómetros y, entre las estructuras que destacan, incluye dos enlaces, uno al principio y otro al final. El primer enlace comunica la variante con la actual carretera y permite el acceso a Santa María de Riaza y a Ayllón (en dirección a Soria). El segundo enlace se une con la carretera actual y con la C-114 (de Aranda de Duero a Ayllón) y hace posible el acceso a Ayllón en Sentido hacia Segovia.

Ambos enlaces tienen una estructura similar, con una glorieta inferior de 90 metros de diámetro interior, para la distribución de los ramales de acceso y la estructura superior de tres vanos, de 35 metros en el primer enlace y de 29 metros en el segundo, por el que discurre la calzada de la variante. Una de las estructuras más complicadas ejecutadas es el viaducto sobre el río Aguisejo, con 14 vanos de 30 metros cada uno.

En la ejecución se ha tenido en cuenta la existencia de la Cañada Real Soriana, para lo que se ha realizado un paso inferior de ocho por cinco metros de dimensión. Las obras también han contemplado el acondicionamiento del entorno de la Fuente de los Anillos, que se recupera para el uso y disfrute de los vecinos.