La Universidad de Valladolid (UVa) implantó esta semana en su campus virtual una nueva aplicación, el sistema antiplagio Turnitin, una herramienta que posibilita al profesorado el control de los documentos escritos por el estudiante, así como la posible corrección de trabajos y exámenes, de tal manera que pueda quedar desterrado el “recorta y pega».

El programa permite también al propio estudiante comprobar el grado de plagio de los documentos que circulan por la red, así como la búsqueda de las citas originales, a las que a veces no se llega por desconocimiento de los autores de los textos primarios, tal y como informaron en nota de prensa fuentes de la UVa.

En la actualidad, más de 20.800 alumnos participan o tienen al menos un curso activo en la plataforma del campus virtual, lo que significa que son alumnos que acceden a asignaturas que están colgadas en el campus y que participan de la docencia a través de él. Según cálculos de los responsables académicos, esto significa que el sistema antiplagio podría tener la necesidad de analizar más de 60.000 documentos de distinto tamaño y tipo.

El campus virtual de la UVa es una plataforma con la que se pretende “mejorar y facilitar el trabajo de profesores y estudiantes, así como apoyar las múltiples actividades formativas que permitan a la Universidad de Valladolid romper con las clásicas barreras espacio-temporales y abrir nuevas ventanas educativas”, añadieron las mismas fuentes.

Según informa el director de Área de Formación e Innovación Docente de la UVa y responsable del campus virtual, Bartolomé Rubia Avi, “el sistema que soporta este campus crece de manera notable, porque, entre otras cosas, se están recuperando a personas de los Moodle que tenían sus asignaturas en plataformas montadas sobre ordenadores ubicados en los distintos centros y campus”.

En estos momentos, 1.385 profesores (el 53,37 por ciento de la plantilla) usa directamente el campus virtual oficial de la UVa. Entre el alumnado, esta cifra asciende a 19.242 (el 74,26 por ciento del total). Para Bartolomé Rubia, “estos números suponen un grado de adaptación muy importante». Por la consolidación de esta tendencia se trabaja desde el Vicerrectorado de Docencia de la institución académica, “con la realización de una veintena de cursos de formación para el acceso a la plataforma virtual y la creación en los centros de la figura del ‘facilitador’, cargo que ostentan 12 profesores de la UVa y cuya labor es formar a sus compañeros”.