La Universidad de Valladolid y Bodegas Emilio Moro trabajarán de forma conjunta con un sistema GPS que controlorá la gestión de las 600 hectáreas de viñedo que la empresa vinícola posee en el entorno del municipio vallisoletano de Pesquera de Duero -entre Emilio Moro y Cepa 21-.

Ésta es una de las cláusulas que recoge el convenio suscrito por el rector de la institución universitaria, Evaristo Abril, y el presidente de las Bodegas, José Moro, que incluye además el fomento de la colaboración para el desarrollo de nuevas tecnologías y su aplicación en la gestión de los procesos de la vitivinicultura y enología.

Ambos coincidieron en que la aplicación de las nuevas tecnologías como herramienta de mejora y modernización del sector del vino es algo fundamental y que estrechamente vinculado a la universidad y a buscar la excelencia en pro de la calidad del vino. En este sentido, Moro recordó que la Bodega ha ido adaptando sus instalaciones a la situación acorde de la demanda.