La silla de Javier Herrero López está un poco más cerca. Este niño segoviano recibió un cheque de 2.946,28 euros de la Fundación SEUR que servirá para que familia, residente en el municipio de Carbonero el Mayor, pueda adquirir una silla de ruedas que permita a Javier disfrutar de una mayor calidad de vida. Responsables de la Fundación entregaron hoy esta cantidad en la sede de SEUR en Segovia, donde aseguraron que, seguirán trabajando en este proyecto porque, afirmó su gerente, “son muchos los niños que necesitan esta ayuda”:

Enmarcada dentro de la inciativa “Tapones para una nueva vida”, la propuesta consiste en centralizar la recolección de tapones de plástico. Su reporte económico permite a la Fundación sufragar los gastos médicos no cubiertos por la Seguridad Social de niños con enfermedades graves.

En la actualidad, gracias a esta acción se han reciclado 692 toneladas de tapones y se han entregado 204.648 euros a niños para poder someterse a una operación que necesite o acceder a material ortopédico que facilite su día a día. “Más de 13 millones de personas han participado en este proyecto, según los medios de comunicación”, aseguran fuentes de la Fundación SEUR. Además, con esta iniciativa se logra el ahorro de casi 700 toneladas de emisiones de CO2 al medio ambiente, concluyen.